Valencia será la sede del torneo final de la ACB

Valencia le ha ganado el pulso a Andorra -la otra gran aspirante- y ha sido elegida para acoger el torneo final de la Liga Endesa, que decidirá el campeón de la temporada. La decisión ha sido tomada por la ejecutiva de la ACB, que se lo ha comunicado a los clubes en una reunión celebrada de manera telemática esta misma tarde y en la que se ha decidido también seguir adelante con el torneo toda vez que se entiende que la situación sanitaria permite su disputa. Eran nueve las aspirantes a albergar el evento, que concentrará en dos semanas a los doce mejores equipos de la liga en busca del título, pero solo 4 contaban de verdad con opciones de ser escogidas. Las favoritas, Valencia y Andorra, estuvieron luchando hasta el final, con Zaragoza y las islas canarias como alternativas de última hora. El modelo sanitario del país vecino situó a Andorra al frente de las preferencias de la ACB durante muchos días. Sin contagios y con un sistema de test masivos muy efectivo, el Principado aseguraba prácticamente que no hubiera contagios durante el torneo. No ha sido suficiente esa vertiente médica, pues Valencia le ganó la partida por su insuperable infraestructura deportiva. Al pabellón de la Fuente de San Luis, la ciudad del Turia unió en su oferta las canchas de baloncesto de «L’Alquería», la espectacular instalación del Valencia Basket que cuenta hasta con 9 pistas para entrenar. Solo tres de ellas tienen canastas con anclaje al suelo, como las que exigía la ACB en su pliego de condiciones, pero todas las demás son perfectas para realizar calentamientos y entrenamientos con menos exigencia. La ACB ya celebró una reunión la semana pasada, pero no encontró el consenso esperado y decidió aplazar su decisión a la espera de recabar más información que ofrecer a los clubes. Esa información se puso hoy sobre la mesa y desembocó en la elección de Valencia, que acogerá el torneo al que los clubes dieron también luz verde en la misma reunión. La idea de la ciudad es ahora prepararse de la mejor forma posible para ese torneo. Se intentará crear una especie de burbuja sanitaria, evitando cualquier contacto de los jugadores y los miembros de los equipos con el exterior. De hecho, se pondrá un hotel a disposición de la ACB, donde se instalara, además, un centro sanitario para realizar controles rutinarios y test, si hiciera falta. La ACB quiere comenzar ese torneo a mediados de junio (el 14 o el 21) y concentrar una semana antes a los jugadores, para tenerlos en cuarentena tras haberles hecho un test. En esas mismas condiciones estarían el resto de trabajadores de la ACB y miembros del staff que deberán trabajar para que el torneo salga adelante. Tras haber pasado a la fase 1 hace solo unos días, la Comunidad Valenciana luchará ahora por estar estabilizada en la fase 2 cuando llegue el inicio del torneo, cuya fecha aún no se ha decidido.
Fuente de la noticia ABC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *