Una exposición de Antonio López, refuerzo en Silos a Las Edades de Lerma

Todo el arte es espiritual, sea cuál sea su contenido. Es el mensaje que quiso lanzar ayer Antonio López, Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 1985 y protagonista de la exposición que apoyará desde el Monasterio de Santo Domingo de Silos la muestra «Angeli», la XXIV edición de Las Edades del Hombre, en Lerma (Burgos). El pintor y escultor ha destacado también el carácter espiritual de su obra, que «en el Monasterio de Silos se ve aún más claro, más directamente». La mayor parte de las 22 piezas que expone se encuentran en el interior del cenobio benedictino, aunque las dos que más llaman la atención son dos escultóricas de gran formato en color negro, «Carmen despierta» y «Carmen dormida», que están instaladas en el exterior del cenobio benedictino, flanqueando uno de sus accesos. «Enlazan con la naturaleza, el día y la noche, no es fácil de explicar, porque el arte es un hecho espiritual», ha insistido en la inuguración este viernes Antonio López. Ya en el interior del monasterio, en una sala anexa al claustro románico, se pueden ver el resto de las obras del artista seleccionadas para esta muestra. Son piezas de diversos formatos y materiales, entre ellas lienzos, papel sobre tabla, esculturas de bronce, escayola, madera y resina. No hay ninguna obra específica para la exposición, aunque el propio artista insiste en que lo importante es la selección que ha realizado entre sus obras más espirituales, la mayoría cuadros de flores y pequeñas esculturas de cabezas. Entre las pinturas, la más antigua es de 1965, aunque el propio artista ha insistido en que para él se trata de obras recientes, dado que lleva pintando desde los 13 años, hace prácticamente setenta. El propio Antonio López ha renococido que no están todas las que hubiera querido. El ejemplo más claro es la serie de pinturas «Rosas de Ávila». La mayoría ya no son de su propiedad y no todos los coleccionistas han querido ceder los cuadros para esta exposición, por lo que solo ha podido reunir seis de ellas. A la inauguración acudió el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, que ha considera «un gran acierto» de la Fundación Las Edades del Hombre extender el influjo de sus últimas a comarcas o zonas más extensas, como ocurre en la actual edición con el triángulo formado por la sede principal en Lerma y las visitas complementarias al Monasterio de Santo Domingo de Silos y a Covarrubias. De hecho, el próximo hito en este triángulo cultural y turístico será la apertura del Museo de la Colegiata de Covarrubias, totalmente renovado gracias a una acción promovida por el Arzobispado de Burgos, financiada por la Junta de Castilla y León y diseñado y ejecutado por la Fundación Las Edades del Hombre. «Un nombre propio»
Herrera, ha puesto en valor el trabajo del artista Antonio López, al que ha destacado como un «nombre propio en la plástica mundial». Asimismo, ha señalado que la exposición que se puede ver en Santo Domingo de Silos es un «maravilloso reclamo» para que los visitantes se acerquen también a Lerma, Para Herrera hay «muchas cosas en común» entre el monasterio y la obra de López, y ha remaracado que en las piezas del autor siempre se distingue una «búsqueda de la verdad» y de lo «profundo», con un «equilibro» que desde hace siglo «aposta» la Abadía de Silos.
Fuente de la noticia ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *