Una exdirigente de la CUP deja el partido al sufrir continuas «agresiones psicológicas» de un compañero

La antigua jefa de filas de la CUP en el Parlamento de Cataluña Mireia Boya ha anunciado este viernes que deja la dirección de la formación anticapitalista por motivos de carácter personal. Según ha apuntado la exdiputada en una carta colgada en las redes sociales, a lo largo de los últimos años fue objeto de «un episodio continuado de agresión psicológica». Boya no explica detalladamente qué tipo de agresiones sufrió ni por parte de quién, sin embargo, en su misiva queda claro que este suceso ha pesado más en su decisión que la deriva judicial del proceso independentista que su partido ha impulsado e Cataluña. Según Boya, este capítulo la ha obligado a hacer una gestión emocional «complicada». «Todo lo que pasó en aquellos tiempos difíciles y complejos, cuando la prioridad era el referéndum, y todo lo que ha venido asociado a la represión del Estado me ha comportado problemas de salud que he escondido bajo una armadura que me fabriqué a medida. Me la quito. Ahora, cuando he coincidido de nuevo con aquella persona en mis tareas como miembro del Secretariado Nacional (dirección) y con el recuerdo de aquellos comportamientos agresivos y roles de poder (…) he visto como las organizaciones tendemos a cambiar las prioridades, olvidarlas. Me he ido por eso, necesito tiempo para cuidarme», ha detallado Boya en su carta. He deixat el Secretariat Nacional de la CUP, per cuidar-me i volent explicar-me. Us ho dec. Ens tornarem a veure als carrers, a les places, arreu. Abraçades. pic.twitter.com/PLM0G1rJTo— Mireia Boya Busquet (@yeyaboya) 29 de març de 2019
Fuente de la noticia ABC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *