Un cura tendrá la custodia del niño que salvó del crimen de Adeje

La magistrada titular del Juzgado de Violencia Sobre la Mujer de Arona, en el sur de Tenerife, ordenó este viernes que el niño que se salvó del crimen machista de Adeje sea visitado por un sacerdote alemán autorizado por la familia. Si en los próximos días verifica su habilitación como tutor, permitirá que el niño quede a su cargo. Los abuelos del menor no tienen capacidad económica para volar desde Alemania a Canarias aunque las autoridades canarias han estado buscando la manera de colaborar. De momento, el Gobierno de Canarias es quien tiene la custodia del pequeño. Las autoridades alemanas han indicado a la familia que no puede pagar esos gastos. La juez ha ordenado prisión provisional comunicada y sin fianza del hombre alemán de 43 años acusado de matar a su mujer y a uno de sus hijos el pasado martes en una cueva de Adeje. La instructora ha tomado la decisión tras la declaración del detenido, que ha comparecido por espacio de cinco horas, y le ha imputado la comisión de sendos delitos de asesinato u homicidio se concretarán a lo largo de la investigación, y un delito de tentativa de asesinato u homicidio, en referencia al hijo que logró escapar de la escena del crimen. El acusado se negó a colaborar con la autoridad judicial y sólo tomó la palabra a lo largo de su comparecencia para insistir en que tenía que tomar una medicación que guardaba en su casa. La autoridad judicial acordó un registro en el domicilio, ubicado en el casco del municipio de Adeje, de manera inmediata, para determinar qué medicación es a la que alude el acusado y si cuenta con prescripción médica. La mujer alemana y su hijo mayor, que fueron asesinados presuntamente por su marido y padre del niño, murieron por un «ataque con piedras» dentro de la cueva donde fueron localizados los cadáveres, en la zona de alta del municipio de Adeje, cerca de La Quinta. «Escapó de la muerte pero sufrirá las consecuencias toda su vida», ha agregado sobre el niño. La vecina holandesa que acogió al niño en su casa en la noche del martes e hizo de traductora ante la Guardia Civil, los niños y la mujer fueron engañados por su padre para acudir a la cueva en busca de huevos de pascua durante una excursión, una tradición muy extendida en Alemania por estas fechas.
Fuente de la noticia ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *