Un andamio de bioingeniería repara el útero y permite nacimientos vivos en animales

Un innovador método de ingeniería de tejidos, que utiliza las propias células del paciente, podría tener importantes implicaciones para las mujeres con infertilidad uterina. De acuerdo con un artículo publicado en «Nature Biotechnology», cuatro de cada diez conejos con esta lesión tuvieron embarazos normales y pudieron dar a luz un animal vivo después de que sus úteros lesionados fueron reparados mediante este método de ingeniería de tejidos. Aproximadamente el seis por ciento de las mujeres sometidas a tratamiento de infertilidad tienen disfunción del útero. El trasplante uterino de donantes vivos o fallecidos ha permitido con éxito nacimientos vivos en humanos, pero la falta de órganos donantes y la necesidad de pautas de medicamentos inmunosupresores para apoyar el útero trasplantado limitan su uso. Y, aunque se ha demostrado que los enfoques de bioingeniería reparan pequeños defectos uterinos en roedores, aún no se han logrado nacimientos vivos en estos animales o en animales más grandes. Cuatro de los diez conejos que recibieron andamios sembrados con células uterinas tuvieron embarazos normales a término Ahora, el equipo de la Universidad Wake Forest (EE.UU.), coordinado por Anthony Atala ha implantado una especie de andamios de polímeros biodegradables, algunos de ellos fabricados con las propias células uterinas de los conejos insertadas dentro de la matriz y otras sin ellas, en el útero dañado de 78 conejos. Los investigadores examinaron los úteros de los conejos ala primer, tercer y sexto mes. Y observaron que los andamios se habían degradado tres meses después de la implantación. A los seis meses después de la implantación, los autores no apreciaron diferencias obvias entre los tejidos diseñados y los tejidos nativos. Cuatro de los diez conejos que recibieron andamios sembrados con células uterinas tuvieron embarazos normales a término, pero ninguno de los diez conejos que recibieron andamios sin semillas. Hasta la fecha, se han utilizado con éxito andamios similares diseñados por tejidos para reparar otros tejidos tubulares en humanos, incluidos la vagina, la uretra y la vejiga, y los investigadores consideran que este enfoque descrito en este estudio también puede traducirse en humanos. Sin embargo, matizan que no todos los animales tuvieron embarazos exitosos, y se necesitan más estudios en animales antes de que este método pueda ser probado en humanos.
Fuente de la noticia ABC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *