Trump atrasa la imposición de aranceles a China y da un respiro a Wall Street

Las autoridades estadounidenses han acordado retrasar al próximo 15 de diciembre, en el caso de algunos productos, como teléfonos móviles u ordenadores portátiles, la entrada en vigor de los aranceles que gravarán desde el 1 de septiembre con un 10% adicional a importaciones procedentes de China por valor de 300.000 millones de dólares (268.341 millones de euros). Estos aranceles se aplican sobre el porcentaje de exportaciones chinas a EE UU todavía exento de gravámenes. Los 250.000 millones de dólares (225.484 millones de euros) restantes seguirán estando sujetos a un arancel del 25%.

El Representante Comercial de EEUU (USTR) ha informado este martes de que se ha procedido a la retirada de algunos productos de la lista de mercancías objeto de los nuevos aranceles del 10% atendiendo a razones de salud, seguridad, seguridad nacional y otros factores. Asimismo, como parte del proceso de comentarios y audiencias públicas, se ha decidido retrasar al próximo 15 de diciembre la aplicación de este nuevo arancel sobre una serie de artículos, incluyendo teléfonos móviles, ordenadores portátiles, consolas de videojuegos, ciertos juguetes, monitores de ordenador y ciertos artículos de calzado y ropa.

Este último giro en la guerra comercial entre China y Estados Unidos ha propiciado la tendencia al alza de las acciones en Wall Street. Otros índice bursátiles como el S&P 500 también reaccionaron al alza, alcanzando uno de sus mejores días del mes. El rendimiento del Tesoro a 10 años crece, pero se mantiene por debajo de su nivel de 2016, tras la elección de Trump. Los minoristas son algunos de los mayores beneficiados. La demora en las tarifas significa que no tendrán que aumentar los precios de los juguetes, la ropa y otros artículos durante la temporada de compras navideñas, los meses más importantes del año para la industria.

Los mercados bursátiles en el extranjero también reaccionaron positivamente tras el anuncio. El CAC 40 francés subió un 1%. El DAX alemán lo hizo en un 0.7%, y el FTSE 100 en Londres también creció 0.4%. Los mercados asiáticos ya habían cerrado antes de los anuncios, y el índice Nikkei 225 de Japón cayó un 1,1%. El Hang Seng perdió un 2,1% en Hong Kong, donde las protestas paralizaron el aeropuerto de Hong Kong por segundo día. Kospi de Corea del Sur cayó un 0,8%. Los precios de los productos básicos también aumentaron debido a las expectativas de que aliviar las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China.

Fuente de la noticia La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *