Tom Laperche gana por 20 segundos el 17º Trofeo Solo Maître CoQ

“Estoy orgulloso de haber aguantado”, fueron las primeras palabras del Tom Laperche tras casi 48 horas de regata, que dominó durante las últimas 130 millas del recorrido con inicio y final en Le Sables d´Olonne y entre las islas de Belle-Ile, Yeu y Ré y recorridos costeros. “Esta es una excelente primera vez para mí. Ganar una regata de la clase Figaro en mi segundo año en el circuito es demasiado bueno. Especialmente cuando veo la lista de inscriptos y los titulares que estarán en el Solitaire du Figaro en septiembre “. El nivel de los marinos que compiten en el circuito de regatas de la clase Figaro Bénéteau es tremendamente alto. Sus orígenes se remontan a 1990 cuando los organizadores de la regata Le Solitaire du Figaro tomaron la decisión que el nuevo monotipo para los próximos años fuese el Figaro Bénéteau diseño de Groupe Finot y Jean Berret, con una eslora de 9,14 metros y 140 unidades construidas. Que fue sustituido por el Figaro 2 de Marc Lombard en 2003, 10,15 metros de eslora y 96 monotipos puestos en el agua; y en 2017 apareció el actual Figaro 3 de 10,85 metros de eslora y con foils laterales, diseño de los arquitectos navales Lauriot-Prévost y Van Peteghem. Una clase por donde y han pasado 259 patrones oceánicos como Jérémie Beyou, Pascal Bidégorry, Charles Cuadrelier, Thierry Chabagny, Clarisse Crémer, Charlie Dalin, Samantha Davies, Fabien Delahaye, Michel Desjoyeaux, Corentin Douguet, Frédéric Duthil, Yann eliés, Damian Foxall, Alain Gautier, Mike golding, Isabelle Joschke, Armel Le Cléac´h, Ian Lipinkis, Nicolas Lunven, Xavier Macaire, Gildas Mahé, Gildas Morvan, …; y que muchos de ellos siguen en la brecha. La 17ª edición del Trofeo Solo Maître CoQ ha vuelto a reactivar la actividad de la clase Figaro tras el parón velístico provocado por el COVID 19; regata puntuable para el circuito Figaro y que ha contado en la línea se salida con los mejores figaristas, los cuales competirán en 51ª La Solitaire du Figaro durante el mes de septiembre. Treinta solitarios se alinearon en la salida de Les Sables d´Olonne el pasado jueves día 25, poco viento en la salida y 340 millas de recorrido norte – sur, con el punto de paso más septentrional por el norte de la isla de Belle-Ile para finalizar al sur en el punto de salida. Con un viento entre 5 y 6 nudos de intensidad, los figaristas median sus fuerzas siendo Achille Nebout con el «Be Green Ocean» el primero en comandar la flota cuando viraban el sur de la isla de Re tras 10 horas de regata, al que le perseguía un grupo compacto de cinco Figaro 3 momentos antes de iniciar el ascenso rumbo a Belle-Ile. Al través de la isla de Yeu fue Armel Le Cléac’h «Banque Populaire» el que imprimía un fuerte ritmo de regata. Ya superan las veinte horas de regata, Le Cléac’h opto por navegar por el bordo de mar para evitar quedarse sin viento al sur de esta isla, navegando dos nudos más rápidos que el grupo formado por Pierre Quiroga, Corentin Douguet, Tanguy Le Turquais y Phil Sharp; los cuales hubieron de virar al oeste para volver a estar en el grupo de cabeza antes de ser tragados por el bloque de doce Figaro 3 que se aproximaban con celeridad por popa.<iframe width=”510″ height=”400″ src=”https://www.youtube.com/embed/gLjn9VCbY6o” frameborder=”0″ allow=”accelerometer; autoplay; encrypted-media; gyroscope; picture-in-picture” allowfullscreen></iframe> Son las 06:05 horas del viernes 26, han pasado 21 horas de regata y Armel Le Cléac’h ocupa el primer puesto cuando la flota se encuentra a 43 millas de alcanzar Belle-Ile y a 140 millas de Les Sables d´Olonne, menos de la mitad del total de las 340 millas del recorrido. Seis horas más tarde el grupo de cabeza se sitúa en el extremo sureste de Belle-Ile y Le Cléac’h marcha sexto tras el «NF hábitat», «Groupe SNEF», «Bretagne CMB Espoir», «Guyot Environnement» y el «Skipper Macif 2019». Durante el descenso desde Belle-Ile, la flota tuvo que hacer rumbo hacia una boya en mar y desde ahí apuntar a Les Sables d´Olonne, previo paso por cuatro boyas de recorridos. En el tramo de arribada los spi lucían desplegados llevando alos Figaro 3 a velocidades medias a bordo de unos diez nudos. Para Tom Laperche fue un tramo antológico: “Seguramente el más intenso que realizado en mi vida con spi. ¡Incluso pensé que el mástil del barco se iba a caer! El viento, muy errático durante toda la prueba, subió hasta rozar los 30 nudos. Admito que me aprete un poco las nalgas”. Con veintitrés años, con tan solo una temporada navegando en la Clase Figaro, con una jauría de marinos muy rodados en la popa; parece normal que a Laperche se le estremeciese todo su cuerpo. En cada una de las ultimas boyas que tenían que virar hacia la llegada podía sentir el aliento de sus perseguidores en su nuca. Xavier Macaire, marino ganador de la pasada edición del Solo Maître CoQ que lleva más de nueve años en el circuito profesional de los Figaro, le presionaba; al igual que otros seis solitarios como Corentin Douguet, Pierre Leboucher, Loïs Berrehar y Pierre Quiroga. Pero quien estuvo de arrebatarle la victoria fue Sam Goodchild con el «Leyton», el británico volaba por sotavento del grupo perseguidor a más de 14 nudos intentando colarse antes de la línea de llegada, estuvo a punto conseguirlo, pero Tom Laperche contuvo los ataques ganando por tan solo 20 segundos. Una vez se vuelve a demostrar que los marinos que compiten en la Clase Figaro imprimen un ritmo de competición extremadamente exigente. Como dato, y viendo los tiempos de llegada en la clasificación general, los nueve primeros cruzaron la llegada con una diferencia de diez minutos; y entre el primero y el décimo octavo hubo una hora. Para Armel Le Cléac’h, ganador de la última edición Vendée Globe, excelente figarista ganador en 2010; tenía claro que esta edición de la Solo Maître CoQ sería muy disputada. Él mismo declaró que había venido a pelear por de cabeza: “Como se esperaba el recorrido fue intenso y las condiciones meteorológicas variaron en cada punto de paso, tanto en intensidad de viento como dirección. He dormido muy poco, periodos cortos de veinte minutos dos o tres veces por noche. Todavía estamos aprendiendo en términos de configuración y velocidad. El Solo Maître CoQ permitirá hacer un balance e identificar el trabajo que se realizará en las próximas semanas. La próxima regata será la Drhream Cup, en un recorrido interesante entre Cherburgo y La Trinité-sur-Mer, que nos permitirá navegar en las áreas que encontraremos durante la proxima Solitaire du Figaro”.
Fuente de la noticia ABC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *