Siwa, así es uno de los lugares más remotos de la Tierra

En mitad del desierto de Egipto y a unos 50 km de la frontera con Libia está la ciudad de Siwa, un enclave cargado de historia y tradición que ya sedujo a Cleopatra y Alejandro Magno. Situada junto al oasis que lleva su nombre, esta localidad vivió largos periodos de su historia aislada del resto de las civilizaciones lo que contribuyó al desarrollo de actividades únicas en artesanía o agricultura, donde prima el cultivo de dátiles y aceitunas. A 12 horas de autobús de El Cairo y con cerca de 23.000 habitantes es una de las regiones más aisladas del planeta pero que merece la pena descubrir. Qué ver en Siwa Gebel al Mawta
Gebel al Mawta, «la Montaña de los Muertos», es una pequeña colina de roca arenisca convertida en necrópolis de la época romana. Salpicada de cientos de agujeros albergaban distintas tumbas entre las que destacan cuatro: Si-Amun; la tumba de Mesu-Isis; Niperbathot y la tumba de los cocodrilos, todas ellas decoradas con distintas pinturas. Otro de los lugares de obligada visita es el Baño de Cleopatra, un manantial de agua dulce rodeado de palmeras en el que, según cuenta la historia, la reina se sumergió hace más de 2.000 años. La antigua fortaleza medieval de Siwa, aunque abandonada y devastada por las lluvias torrenciales de 1926 es sin duda uno de los atractivos de la localidad. Construida en el siglo XIII con kershef, -material que combina tierra, hojas, sal y yeso- y madera de palma, destaca como un elemento prominente, elevándose sobre un montículo junto a la ciudad moderna.La falta de mantenimiento por parte del gobierno egipcio de la antigua ciudadela la ha llevado a un estado ruinoso. Solo algunas de de las casas han sido restauradas por iniciativa privada. Heather Cowper/ Wikipedia
La Isla Fatnas, actualmente es una península repleta de palmeras, localizada en el interior del lago con más contenido en sal que el Mar Muerto. La intensa actividad agrícola de los últimos años ha llevado a la Isla Fatnas a estar rodeada de zonas repletas de lodo.
Fuente de la noticia ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *