Setién reconoce «controversias» con la plantilla

Visiblemente tocado, Quique Setién ha afrontado la rueda de prensa más dura desde que llegó al Barcelona. El técnico no ha podido esconder los problemas de conexión con el vestuario ni la mala relación de Eder Sarabia con las estrellas del equipo. Aunque ha intentado mantener un discurso sereno se le ha notado el tono apagado de quién sabe que está contra las cuerdas y que los futbolistas han perdido la fe en él. «En realidad es verdad que siempre hay controversias como en la vida y es normal que haya diferencias. Pero esto ha pasado siempre. Yo tampoco era un jugador fácil. Lo que tenemos que tratar es de convencer a todos de que la idea común. Yo lo entiendo como algo natural. Hay una comunicación buena. No le doy ninguna importancia», admitió Setién para justificar las imágenes que se vieron en Vigo y la discusión posterior en el vestuario tras el empate final. «No pasó nada especialmente. Fue una indicación y ya está», aseguró tras preguntarle por las imágenes en las que Messi ignora unas indicaciones de Eder Sarabia durante la pausa de hidratación. El técnico incluso aseguró que no se siente menos fuerte que cuando llegó: «En absoluto. Lo que tengo que hacer es liberar mi conciencia. Y hago todo lo que puedo por ganar los partidos y es lo que más me tranquiliza. A veces los resultados no dependen de mí. El fútbol es como es. Sé que las victorias ocultan muchas cosas y las derrotas conllevan esto». No obstante, Setién no quiso plegarse completamente a los jugadores y mantuvo su idea de que aunque el equipo tiene muchas estrellas cada uno tiene su rol y el que manda es el entrenador: «Hay que sacrificar cosa personales por el beneficio del equipo. Esta situación que estoy viviendo para mí es nueva. El tiempo va colocando a cada uno en su lugar». Tampoco desmintió la reunión que se produjo ayer antes del entrenamiento ante el malestar de la plantilla: «Ayer hablamos de muchos temas pero nos centramos en el tema del fútbol. Tenemos que mejorar y hacer las cosas mejor. La situación que estamos viviendo en la que somos superiores pero no generamos goles, luego nos frustra. Pero las situaciones son normales. Es algo que podemos cambiar si podemos lograr una victoria algo más holgada». «Cuando no hay victorias y no ganas , todo el mundo saca punta. Este es el circo en el que estamos montados. La relación que tenemos con la plantilla es buena. Es verdad que en momentos puntuales no estemos de acuerdo, pero no para hacer mención», añadió. También tuvo que responder a la polémica creada tras sus palabras sobre Arthur, dudando de la calidad y honestidad del brasileño. «Él estará a disposición nuestra y así lo creo yo», apuntó antes de explicar que «no sé lo que ha dicho la madre de Arthur pero es jugador del Barcelona y él se ha comprometido para ser uno más y se va a dedicar a los objetivos del equipo. Va a ser honrado hasta el último día». Finalmente valoró el partido ante el Atlético. «Es un equipo tremendamente sólido. Rentabiliza muy bien sus goles y es un equipo nada fácil. Nos tenemos que mover entre líneas, tener lucidez con el balón…Y frenarles las contras y el balón parado. Y parar a sus futbolistas de talento», aseguró. Y concluyó: «Sin duda son partidos disputados, difíciles, con alternativas. Son un gran equipo, muy identificado con su manera de hacerlas cosas. Nos van a poner las cosas muy complicadas. El ganar es una cuestión tremendamente decisiva porque todo puede pasar pero cada vez se reducen los partidos y el margen es menor. Le damos la importancia debida a este partido como a los demás».
Fuente de la noticia ABC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *