Seat descarta finalmente el ERE temporal para 6.600 empleados de su planta de Martorell

Cambio de planes en la planta de Seat en Martorell (Barcelona). La dirección de la compañía ha decidido finalmente no presentar ningún Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE) para capear la caída de la producción que se desencadenó hace una semana tras el incendio en la planta de Faurecia
, uno de sus proveedores. Por el contrario, los turnos perdidos en el ensamblaje del Audi A1 debido a la falta de suministros se recuperarán los días 18, 19 y 20 de diciembre, que inicialmente figuraban como festivos. También se trabajarán tres sábados de enero. Seat ha especificado que con estas dos medidas, pactadas con los sindicatos, se conseguirá recuperar la producción de unos 6.700 coches, de los alrededor de 12.100 que la compañía calcula que se han dejado de ensamblar hasta ahora por la falta de suministros de Faurecia, que fabrica salpicaderos. De hecho, la normalidad productiva todavía no ha regresado a la planta de Martorell: se espera que las líneas afectadas vuelvan a abrir durante la semana que viene. La compañía ha trasladado este viernes esta decisión al comité de empresa en una reunión convocada para abordar posibles soluciones. El presidente del comité de empresa, Matías Carnero (UGT), ha calificado de “positivo” el acuerdo porque evita los efectos negativos del ERTE, como es que los trabajadores vean suspendidas sus cotizaciones a la Seguridad Social. Además de renunciar a presentar el expediente, la empresa ha aceptado que todas las jornadas que se han perdido de producción por la falta de suministros de Faurecia tengan la consideración de “paro técnico”, por lo que los trabajadores no verán reducidas sus nóminas pese a haberse quedado en casa. Tanto los sindicatos como la empresa dan por hecho que no será posible recuperar este año todas las unidades que no se han podido fabricar en los días de inactividad forzada, aunque la empresa relativiza este hecho ya que está convencida de que en 2020 se podrán recuperar los vehículos que falten. Lejos de un nuevo récord histórico
El impacto del incendio de un proveedor tan importante como es Faurecia, que suministra básicamente salpicaderos, hará casi imposible que Seat acabe el año con el récord histórico de producción que esperaba, dada la previsión inicial de llegar a las 506.000 unidades, aunque la cifra final continuará siendo superior a la de 2018. Con esta previsión, la marca automovilística habrá dejado de producir hasta el lunes 13.200 coches, una cifra que todavía crecerá más.
Fuente de la noticia ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *