Sánchez llega al 28-A con 93.000 parados más y 13.150 contratos fijos menos

La meteórica recuperación del mercado laboral se ralentiza. Es cierto que el número de desempleados registrados el pasado marzo cayó en 33.956 personas respecto a febrero, un pírrico 1%, pero lo hizo al menor ritmo para este mes desde marzo de 2014, cuando disminuyó en 16.620 personas. El efecto de la campaña de Semana Santa, que se retrasa al presente mes, se ha dejado notar en el ritmo de las contrataciones y, lo que es más grave, en la calidad del empleo creado.

Además, el efecto vacacional no sirve de pretexto cuando en marzo de 2015 disminuyó el paro en 60.214 desempleados con los días festivos concentrados a principios de abril y en marzo de 2017 el recorte fue de 48.559 desempleados con la Semana Santa concentrada, como este año, a mediados de abril.

La evidente desaceleración en la reducción del paro lastra el legado con el que el Gobierno se presenta a la contienda electoral. Y es que Pedro Sánchez arrancará la campaña con más paro del que se encontró cuando fue investido. En concreto, 93.000 desempleados más, la diferencia entre los demandantes de trabajo registrados en junio de 2018 (3,162 millones) y los actuales (3,255 millones). Munición para sus contrincantes porque en el mismo periodo precedente (entre junio de 2017 y marzo de 2018) hubo 60.000 parados más, 33.000 menos de los que registra el Gobierno de Sánchez, y porque en los mismos meses comparados entre 2016 y 2017, el paro se redujo nada menos que en 65.000 personas.

Con respecto a marzo de 2018, el paro disminuyó en 167.467 desempleados, la menor reducción desde 2011, en tanto que la afiliación creció en 541.489 personas en el último año, al menor ritmo desde 2014. En cualquier caso, el mercado laboral logró alcanzar en marzo los 19.043.576 ocupados, la mayor cifra desde agosto de 2008, lejos aún de los 20 millones de ocupados que el anterior Ejecutivo se fijó como meta para comenzar a sanear las cuentas de la Seguridad Social.

Fuente de la noticia La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *