Sánchez, acorralado, hizo varios gestos al moderador para que interrumpiera el debate

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, volvió a dar muestras ayer de que utiliza la televisión pública a su antojo. Si primero la usó para contraprogramar el debate de Atresmedia y así evitar el cara a cara con los líderes de PP, Ciudadanos y Podemos -aunque luego se viera obligado a rectificar-, ayer volvió a dar muestras de cómo maneja el Ente público. Sánchez llegó al debate nervioso, consciente de qye tenía mucho más que perder que ganar. La ventaja que le dan las encuestas podía verse afectada por el enfrentamiento con Albert Rivera y Pablo Casado, que tenían preparada toda su artillería. El presidente del Gobierno no pudo hacer frente a todas las acusaciones de sus rivales y se vio acorralado en varias ocasiones. En esos momentos, utilizó el comodín del presidente, e hizo gestos al moderador Xavier Fortes en varios momentos para que saliera a su rescate.

Fuente de la noticia La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *