«Queremos hacer historia, si es que no se ha hecho ya»

Un partido para alcanzar la gloria. España disputa este mediodía (12:30 horas / TVE1) su primera final de un Mundial femenino de balonmano tras realizar un campeonato prácticamente perfecto. Holanda, otra finalista inesperada, le espera en la pugna por el oro, con una plaza directa para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 como premio adicional. Las neerlandesas eliminaron a la gran favorita, Rusia, pero España confía en sus posibilidades tras vapulear a Noruega, otra de las grandes potencias del torneo. Tras celebrar la contundente victoria ante las nórdicas, las «Guerreras» ya preparan la final y se ilusionan con la posibilidad de proseguir haciendo historia Uno de los grandes artífices de esta gesta es Carlos Viver, que se hizo cargo de las riendas de la selección a principios de 2017. Emprendió una renovación que se cobró algunos iconos como Marta Mangué o Macarena Aguilar. Pero alternó savia nueva (Jennifer Gutiérrez, Maitane Etxeberria, Alicia Fernández, Eli Cesáreo, Sole López o Silvia Arderius) con supervivientes de la vieja guardia como Nerea Pena, Silvia Navarro o Shandy Barbosa. Logró un grupo compacto con el que dos años después ha logrado llegar a la final de un Mundial. —¿Qué sensaciones hay a falta de pocas horas para jugar la primera final de un Mundial en la historia de España? —Estamos felices. Ha salido todo de una manera en la que hay que felicitar al equipo, que ha estado respetuoso, respetuoso y respetuoso con todo lo que se le mandaba. No nos hemos salido del guión. Han soñado y creído muy fuerte para meterse en la final. —Nadie contaba con España en este Mundial ¿Usted también está sorprendido? —Han hecho un buen trabajo. Estamos en una nube. Ahora hay que relajarse y soñar con que podemos ser campeonas del mundo. Mañana (por hoy) hay que levantarse y ponernos a trabajar para conseguirlo. Va a ser muy difícil, ésa es otra guerra. —¿La inexperiencia de esta selección, con tantas jugadoras jóvenes, juega en contra? —Ya no tenemos mucho que perder, ya es tarde para que nos entre miedo. Hemos descansado y hemos celebrado que estamos en una final. Ahora, todos a preparar esa final y a pelear hasta que no nos quede un gramo de fuerza. —Yel rival, Holanda, último obstáculo para el oro. ¿Otra sorpresa? —Es muy justa finalista por todo lo que ha desarrollado durante el campeonato. Ha sido un equipo muy sólido, muy bien trabajado por su seleccionador y es muy justo que esté en la final. —¿Qué es lo que más le preocupa de Holanda? —Tanto Estavana Polman como Lois Abbingh son las jugadoras que más están tirando de Holanda, sobre todo en ataque. Igualmente, creo que Holanda tiene muchos más frentes abiertos. Tiene buenas subidas, contragol, buena portería y una defensa que les da contraataque, en lo que también son buenas. Pero no solo nos va a servir tapar a estas dos jugadoras sino que vamos a tener que estar muy centradas en más factores. —El papel defensivo de su equipo está siendo un factor a destacar y el rol de Silvia Navarro, básico ¿no cree? —La defensa y la portería siempre son factores súper importantes en todo lo que hacemos. Defensivamente, cuando el equipo ha estado bien, siempre se han hecho buenos partidos y la portera ha parado y ha estado a un gran nivel. Siempre va a ser importante porque la defensa siempre va a ser un seguro, un cerrojo y cuando haya errores siempre nos va a ayudar pero debemos sumarle más factores. —¿Como cuáles? —No darles balones sencillos porque es un equipo que corre muy bien, casi al mismo nivel que Noruega. Por tanto, es muy importante el repliegue defensivo tanto en el contraataque como en el contragol. —¿Qué supone jugar la final de un Mundial por vez primera en la historia de la selección? —Lo que ilusiona es la sensación de que están saliendo las cosas y el trabajo está bien hecho. Las dos cosas vienen ligadas. En estos momentos nos hace tanta ilusión poder jugar unos Juegos Olímpicos como poder conseguir una medalla. Todo está ligado y no se diferencia una cosa de otra. —Pero el oro es el oro… —Lo que quieres es lo máximo y ¿qué es lo máximo? Pues la medalla de oro e intentar clasificarnos directamente para los Juegos Olímpicos pero es exactamente igual que lo que va a querer Holanda. Son retos enormes y están ligados unos a otros. No los diferenciamos. Nosotros lo que queremos es ganar el partido de mañana, la final y hacer historia, si no se ha hecho ya.
Fuente de la noticia ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *