Pjanic, el niño que quería jugar en el Madrid

Durante las próximas horas, el Barcelona anunciará el fichaje de Miralem Pjanic, que durante este pasado domingo superó la revisión médica en Turín, supervisada por un galeno del club azulgrana. Llegará la próxima temporada a cambio de Arthur, en un trueque obligado para que el club azulgrana y la Juventus puedan cuadrar sus presupuestos del presente ejercicio. Este es el motivo por el que el bosnio ha sido tasado en 70 millones y el brasileño en 80, excediendo de largo su valor de mercado. El futbolista ha sido seducido por el club azulgrana, que le ha ofrecido cuatro años y la posibilidad de seguir contando con el protagonismo del que ahora Maurizio Sarri pretende privarle en el Allianz Arena de Turín. No obstante, lo que seguramente no haga Pjanic durante su presentación en el Camp Nou sea besarse el escudo. Sería un acto de hipocresía atendiendo a las declaraciones que hizo durante su etapa en la Roma, donde jugó entre 2011 y 2016. «Ahora estoy bien en Roma, pero no sé si voy a salir o no este verano. Si me preguntan por mi equipo favorito, le diré que desde niño siempre me ha gustado el Real Madrid», explicó en el diario Oslobodjenje, una popular publicación de Sarajevo. Hay que tener en cuenta que en aquel momento, el club blanco le sondeó para reforzar su centro del campo y el futbolista lanzó un guiño. Lo que no podía prever es que varios años más tarde acabaría fichando por su eterno rival, el Barcelona. Y esas palabras le perseguirán siempre mientras defienda la camiseta azulgrana aunque sabe que con su juego puede revertir la situación. Los casos de Luis Enrique o Eto’o, que tras militar en el Madrid se convirtieron en ídolos en el Camp Nou juegan a su favor. Tras la confirmación del fichaje de Pjanic, el Barcelona se volcará en su otro gran objetivo, el de Lautaro Martínez, que durante las dos primeras semanas de julio costará 111 millones de euros. El club azulgrana trata de abaratar la operación incluyendo futbolistas, aunque el Inter no está por la labor y exige la cláusula liberatoria, inasumible para el Barcelona.
Fuente de la noticia ABC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *