Ocasio-Cortez abandona Facebook por ser «un riesgo de salud pública»

Facebook se ha ganado un nuevo enemigo: Alexandria Ocasio-Cortez. Se trata de una de las políticas más brillantes de EE.UU. Con solo 29 años, la estrella emergente del Partido Demócrata tiene las cosas muy claras: asegura que las redes sociales se han convertido en un «riesgo para la salud pública sobre todo el mundo» hasta tal punto que provocan que el usuario acabe en una situación de «mayor aislamiento, depresión, ansiedad, adicción, escapismo». Por todo ello, ha decidido cerrar su perfil personal en Facebook. Ocasio-Cortez, que gestiona sus propias redes sociales, sorprendió a principios de este año al ganar por sorpresa las primarias de Nueva York, y en noviembre, un escaño en el Congreso de Estados Unidos. En esos momentos, reconoce que Facebook fue «crucial» para llevar a cabo su campaña política (su página acumula casi 740.000 ‘Me Gusta’), tal y como ha reconocido en una entrevista con el programa de radio de Yahoo «Skullduggery» el domingo pasado. «Personalmente, he abandonado Facebook», reconoció la joven congresista que representa los distritos de Nueva York del Bronx y Queens. «Ha sido una decisión importante porque comencé mi campaña en la red social. Y Facebook fue mi herramienta durante mucho tiempo», explica. Sin embargo, con su nueva posición, intentó reducir su presencia en otras redes como Twitter, donde tiene casi 4 millones de seguidores, e Instagram, con más de 3,2 millones de «followers», donde siempre ha sido muy activa. «Me he estado aplicando a mí misma pequeñas normas de uso. De vez en cuando, me verás por Twitter durante los fines de semana, pero la mayor parte del tiempo estaré fuera», agregó la joven durante la entrevista. Al mismo tiempo que sigue activa en la popular red de «microblogging», la joven natural del Bronx, y de origen puertorriqueño, sigue manteniendo abierta su cuenta de Instagram (propiedad de Facebook), en la que, sin embargo, no ha publicado nada desde el 31 de marzo. El imperio de Facebook ha visto, desde 2018, cómo sus cimientos han empezado a tambalearse después de años de auténtica hegemonia. Los escándalos que han rodeado a la red social han sido mayúsculos. El pasado mes de diciembre salió a la luz un nuevo error de seguridad en la red social, que dejó al descubierto las fotos de 6,8 millones de usuarios. Este nuevo capítulo fue el colofón final a un año horrible para la compañía debido a numerosos problemas de privacidad. Al escándalo de Cambridge Analytica en abril de 2018 y el «hackeo» que la red social sufrió el pasado mes de octubre, en el que 50 millones de cuentas se vieron afectadas, se han ido sumando nuevos episodios, como el hecho de que Facebook compartiera más datos de sus usuarios con compañías como Spotify, Netflix, Microsoft y Amazon.
Fuente de la noticia ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *