Multa de 400.000 euros a los ultras alemanes por financiación ilegal

El presidente del Parlamento alemán, Wolfgang Schäuble, ha firmado la primera multa por financiación ilegal a un partido. Se trata de una sanción de 402.900 euros a la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) por el ingreso irregular de donativos relacionados con la campaña electoral, entre otros, del líder del partido, Jörg Meuthen. La notificación enviada esta misma tarde detalla que la multa se refiere a la donación de la agencia de publicidad suiza Goal AG para el presidente federal del paritdo, Jörg Meuthen, y del ejecutivo federal Guido Reil, dirigida a facilita las campañas electorales estatales en 2016 y 2017. Ambos son también los principales candidatos de la AfD para las próximas elecciones europeas en mayo. Meuthen anteriormente había anunciado que su partido recurriría contra las sanciones ante todas las instancias judiciales que fuera necesario, pero tras recibir la notificación, tras defender que «no hemos hecho nada ilegal a conciencia», ha rectificado admitiendo que «lo más importante ahora es evitar una inhabilitación». La directiva del partido había previsto una partida de un millón de euros para cubrir cualquier sanción que se presentase y será así como será pagada la multa. Meuthen ha reconocido que él mismo recibió a principios de 2016, en la campaña electoral del estado de Baden-Württemberg, apoyo de Swiss Goal AG como carteles, folletos y anuncios publicitarios por un valor de 89.800 euros, sin considerar ilegal tal servicio por valor de unos 89.000 euros. En el caso del miembro de la Junta Federal de AfD, Guido Reil, que también recibió apoyo de Goal AG en la campaña electoral del estado de Renania del Norte- Westfalia el año siguiente, la administración de donaciones del Bundestag ha registrado donaciones ilegales por un monto de 44.500 euros. Fuentes del Bundestag han explicado que «estas donaciones monetarias no deberían haber sido aceptadas por la AfD por superar las cantidades establecidas para apoyos electorales en Alemania procedentes del extranjero y fuera de la UE». En ambos casos, se estableció una reclamación de pago equivalente a tres veces la cantidad de donaciones aceptadas como inadmisibles. El Bundestag aprobó en 2002 una reforma de la financiación de los partidos -tras revelarse repetidos escándalos en las grandes formaciones-, de forma que a partir de los 10.000 euros debe declararse la identidad del donante. Quedó explícitamente prohibido fraccionar esos ingresos y se establecía la obligación de comunicar de inmediato a la administración parlamentaria todo donativo superior a los 50.000 euros. Quedan por sancionar contribuciones de alrededor de 132,000 euros desde Suiza al partido AfD de Bodensee, que fueron a parar directamente a la campaña de la copresidenta de la formación política Alice Weidel y descubiertas hace unos meses, tras revelarse un primer ingreso sospechoso de vulnerar la ley de financiación de los partidos. La directiva de AfD ha admitido que el ingreso no se había registrado en la contabilidad como corresponde, pero lo atribuyó a un «error humano», tras lo que se revelaron nuevos pagos anómalos relacionados con campañas electorales. Además de esta sanción parlamentaria, la fiscalía de Fráncfort ha abierto diligencias contra el otro copresidente del partido, Alexander Gauland, de 78 años de edad, por sospechas de delito fiscal.
Fuente de la noticia ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *