Montecarlo 2005, quince años del gran salto de Nadal

Por estas fechas, Rafael Nadal ya estaría en Montecarlo, listo para estrenar su travesía por el paraíso de la tierra. En el Principado, bañado por el Mediterráneo, un lugar maravilloso que destila tenis por los cuatro costados, el español estrena la primavera, por norma una estación de buena cosecha. Este año, sin embargo, el coronavirus tiene a medio planeta paralizado y el mundo del tenis no escapa de la crisis. No hay Montecarlo, pero abril evoca los mejores recuerdos de este competidor irrepetible. Hace 15 años de la primera gran gesta de Rafael Nadal, 15 años desde que aquel muchacho maravilló al mundo con esos pantalones piratas, esas camisetas sin mangas y ese pelo salvaje propio de la edad. En Montecarlo 2005, Nadal aún tenía 18 años, pero ya se le conocía en el circuito porque irrumpió como una bestia. Su palmarés constaba ya con tres trofeos (Sopot, Costa do Saipe y Acapulco), pero fue realmente en la tierra monegasca cuando se consagró entre los grandes. Fue la primera vez, brindis por todo lo alto después de superar a Guillermo Coria en la final (6-3, 6-1, 0-6, 7-5). El argentino era entonces una raqueta de nivel, nueve del mundo y especialista en la arcilla. De hecho, en 2003 fue quien frenó en Montecarlo a ese Nadal adolescente que pisaba por primera vez el circuito, un rival de entidad. Nadal ya era el 17 de la ATP, y por el camino había dejado a Gael Monfils, Xavier Malisse, Olivier Rochus, Gastón Gaudio y Richard Gasquet. Su derecha ya era temida y confirmó su estallido con una secuencia de títulos impresionante. A Montecarlo le sucedió Barcelona, Roma y París, el primer Roland Garros de los 12 que ahora lucen en su historial. Cuando debutó en 2003 en el Principado, Nadal tenía 16 años y sumó dos victorias antes de caer eliminado. Esa derrota, ante Coria, fue la única hasta la final de 2013, en donde perdió contra Novak Djokovic. Enlazó, pues, una racha esplendorosa con 46 victorias, resumidas en ocho mordiscos (cinco de esos títulos llegaron sin ceder un set). Ahora acumula 11, una barbaridad. Ya a las puertas de los 34 años, Nadal se queda sin tierra en este 2020 tan devastador. Sin tenis del que disfrutar, es buen momento para ejercitar la memoria y recordar las primeras gestas del campeón de 19 grandes. Han pasado 15 años, toda una vida ganando.
Fuente de la noticia ABC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *