Monfragüe, paraíso de la dehesa extremeña

Hoy, en tierras extremeñas, nos adentraremos en Monfragüe, zona agreste y espectacular. La formación de bosque y matorral mediterráneo es el ecosistema más representativo y es la mancha continua más grande y mejor conservada de Europa. Los romanos la bautizaron como monsfragorum, «monte fragoso», por su riqueza y exuberancia. Sin embargo, Monfragüe alberga otros muchos valores de gran importancia: formaciones geológicas singulares, una alta biodiversidad, especies emblemáticas de fauna y flora, y actividades tradicionales muy ligadas al medio y compatibles con los objetivos de protección como es la caza. Hemos incluido el Parque Nacional de Monfragüe, que con 18.396 hectáreas fue el primer espacio protegido de Extremadura. Se declaró parque natural en 1979 y parque nacional en 2007. También hemos añadido las zonas limítrofes y cotos que lo componen, en total unas 185.000 hectáreas. Atravesado por el Tgajo El río Tajo atraviesa la zona de este a oeste; también pasa por Monfragüe su afluente, el río Tiétar. La encina es el árbol dominante de las solanas de sus sierras. En las zonas más térmicas y resguardadas, donde el efecto de las heladas invernales es menor, aparece el acebuche u olivo silvestre. En las laderas medias, que conservan cierto grado de humedad, podemos encontrar también grupos de alcornoques. En el sotobosque de especies arbustivas destacan la escoba blanca, torvisco, retama, el endémico charnecal y el lentisco. Las laderas son de un estrato arbustivo denso y variado; el madroño, durillo, majuelo, cornicabra, jara cervuna, brezo blanco, mirto y rusco son las especies dominantes. Zona montera por excelencia, en caza mayor hay ciervos, jabalíes, gamos, muflones y hasta cabras monteses que se escaparon de una finca y están criando en la sierra de Miravete; en caza menor tenemos conejos, perdices, paloma torcaz, tórtolas, codornices y zorzales. La fauna protegida está bien representada por linces, avutardas, gangas, sisones, tejones, buitres leonados y negros, nutrias, cigüeñas negras y las grullas que llegan con el frío. La cinegética es una de las actividades tradicionales del entorno, un rasgo cultural y un elemento que forma parte intrínseca del patrimonio territorial de Monfragüe, por lo que la Ley de Parques Nacionales, que prevé prohibir a partir de 2020 esta actividad, hará que se pierda uno de los activos que dieron forma a este rincón de la naturaleza peninsular.
Fuente de la noticia ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *