Messi se desmarca de las críticas de Piqué a la directiva

Habla muy poco pero cuando lo hace no deja indiferente a nadie y suele darle sentido a las percepciones que se viven en el entorno azulgrana. Leo Messi ha concedido una entrevista a «El Mon de Rac-1» en la que ha repasado la actualidad azulgrana. Al margen de valorar su estado anímico cuando fue acusado por Hacienda y reconocer que estuvo a punto de marcharse del Barcelona, el argentino se ha referido a las últimas polémicas que han rodeado a l vestuario y al club. En este sentido ha querido apostar un punto de cordura y se ha desmarcado de las insinuaciones de Gerard Piqué tras la aparición de un artículo crítico en Mundo Deportivo, según las cuales dejaba entrever que la directiva daba órdenes a algunos medios para que escribieran en contra del vestuario. «Gerard no informa nunca de nada a nadie, y mucho menos conmigo. Sí que me sorprendió lo que dijo», admitió el rosarino, dejando claro que el pensamiento del central no recogía el de la mayoría de jugadores del equipo. Messi fue más allá y reprendió a su compañero, dejando claro que sus palabras estaban fuera de lugar. «Hace años que está en el club y sabe cómo se llevan las cosas aquí, sabe que todos nos enteramos de todo. Yo sinceramente no lo hubiera hecho porque me parece hacer la bola más grande en un momento en el que al vestuario no le convenía», aseguró, aunque también reconoció que Piqué «es una persona muy transparente, muy inteligente. Una persona que dice lo que piensa sin preocuparle lo que pueda repercutir. Es sincero y trata de ir siempre de cara. Es muy alegre y divertida». El rosarino, en la misma línea, también aprovechó para matizar unas palabras suyas en una entrevista concedida al diario Sport y que levantaron mucho revuelo por entenderse que eran un aviso a la directiva. «Quería a Neymar. Es uno de los mejores del mundo. Es desequilibrante y distinto. Tenerlo, da más opciones de ganarlo todo. Entiendo que en ese caso se miraban otras cosas: el cómo se fue, la opinión de los socios… pero en lo deportivo a mí me hubiera gustado», empezó explicando antes de aclarar los motivos por los que dijo que no sabía si la directiva había hecho todo lo posible por fichar al brasileño: «No lo dije por tirar un dardo. Es que de verdad yo no sé si el club hizo todo lo posible porque no estuve presente. Yo sé lo que hablaba con Ney, pero no conozco la otra parte», insistió. Y quiso dejar claro que los jugadores no mandan tanto como la gente se cree: «Es obvio que no. Ha quedado demostrado con muchas cosas que pasaron. Es algo que se dice, como que yo decido quién entra y quién sale o el entrenador. Tenemos que aprender a convivir con ello. Cuando estaba el tema de Griezmann o el de Ney, nos consultaban, si creíamos que funcionaría, qué nos parecía. Dábamos nuestra opinión para el bien del equipo, pero no tomábamos decisiones». Y quiso dejar muy claro que su relación con Bartomeu es excelente: «Desde la eliminación de Liverpool no hablo con él pero no tengo ningún problema con él. Cuando tenemos que hablar, no hay problemas».
Fuente de la noticia ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *