Los excesos de Diplocat: gastos injustificados, subvenciones a dedo y contratos fraccionados

El Tribunal de Cuentas ha remitido este martes a las Cortes su informe sobre las denominadas ’embajadas’ catalanas y al Consejo de Diplomacia Pública de Cataluña (Diplocat) que el Gobierno central liquidó bajo el amparo del artículo 155 de la Constitución, una auditoría que detalla gastos no justificados, subvenciones ‘a dedo’ y contratos fraccionados para eludir controles. Su conclusión es que buena parte de esos fondos públicos se usó para promocionar en el extranjero el desafío independentista, incumpliendo la legalidad e invadiendo competencias del Estado.

Se trata del informe que a finales de 2017 le encargó la Comisión Mixta (Congreso-Senado) para aclarar si los fondos destinados a la acción exterior catalana se habían utilizado “conforme a los principios de economía, eficacia y eficiencia”.

Fuente de la noticia La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *