Las pruebas que sentarán a Cifuentes en el banquillo: «Exhibió el acta sabiendo de su falsedad»

Cristina Cifuentes no evitará sentarse en el banquillo por falsedad documental. La sección decimosexta de la Audiencia Provincial de Madrid ha rechazado el recurso presentado por la expresidenta regional contra la apertura del juicio oral por las presuntas irregularidades de su máster en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC). Los jueces desmontan los argumentos esgrimidos por Cifuentes y refuerzan la teoría de que participó en la falsificación del acta: «Exhibió públicamente el documento inveraz que había inducido a confeccionar, siendo plenamente de su falsedad, pues era sabedora, como nadie, que no había llevado a cabo el trabajo» El auto, fechado el pasado miércoles, no atiende ninguno de los cuatro preceptos expuestos por la defensa de Cifuentes y sigue la línea marcada por la jueza de instrucción, que en noviembre del año pasado transformó las diligencias previas por procedimiento abreviado –equivalente al procesamiento–. Así, puesto que ya no cabe recurso de ninguna forma, la que también fuera expresidenta del PP de Madrid deberá ir a juicio. Los magistrados son especialmente contundentes en lo que se refiere a si Cifuentes cursó o no el posgrado en Derecho Autonómico y si, una vez conocido el escándalo, intervino en la falsificación del acta que posteriormente mostró en la Asamblea de Madrid para defenderse. Si bien la expresidenta de la Comunidad alegó que sí presentó el Trabajo de Fin de Máster (TFM) y que no tuvo nada que ver en el «arreglo», los indicios recogidos apuntan a todo lo contrario. Una de las firmantes del acta, la profesora Cecilia Rosado, reconoció en su declaración que falsificó el documento. Es por ello por lo que la Audiencia Provincial señala la presencia de indicios suficientes para determinar la no existencia del TFM, del que no hay ningún rastro documental; ni en la URJC, ni en papel, ni en ningún correo electrónico. De hecho, la propia Cifuentes dijo ante la juez que lo perdió durante una mudanza. Los jueces concluyen que el TFM «no se llevó a cabo y para fingir su existencia se falsificó el acta oficial del mismo ante un Tribunal Universitario». Recordando que la falsedad documental «no es un delito de propia mano», consideran que Cifuentes «participó en dicha falsificación, pues exhíbe públicamente y se aprovecha de dicha acta falsificada, que conocía falsa pues era plenamente consciente de no haber participado ella en ningún acto de defensa del máster, porque no se llevó a cabo». Tampoco dan lugar a los recursos de la expresidenta sobre la nulidad de la investigación, bajo el pretexto de que el pantallazo con las notas modificadas se consiguió de forma ilícita, y sobre la falta de relevancia penal de falsificar el documento. Cristina os mata
Quien también irá a juicio es la exasesora de la consejería de Educación Maite Feito, que supuestamente coaccionó a Rosado para falsificar el documento. «O arregláis esto o Cristina os mata», dijo el día que estalló el caso, según la declaración de la docente. Su recurso, basado en que esta acusación no es cierta y las llamadas registradas eran por otra cuestión, también ha sido rechazado. La responsabilidad criminal de Enrique Álvarez Conde, director del máster, quedó extinguida tras su fallecimiento. Una «trampa» que fue su sentencia
El pasado 4 de abril se cumplió un año desde que Cristina Cifuentes se defendiese en la Asamblea de Madrid con el acta. La imagen, lejos de ahuyentar las sospechas, las incrementó hasta el punto de que pronto se descubrió que fue falsificada. De hecho, su existencia es lo único que sostiene la causa contra ella, habida cuenta de que aunque también fue imputada por cohecho, solo existen indicios contundentes de falsedad documental. Esto explica, po ejemplo, por qué la exministra de Sanidad Carmen Montón (PSOE) está libre de cualquier ilícito penal, ya que en su caso no hubo ningún amaño. No obstante, sí dimitó.
Fuente de la noticia ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *