La patronal catalana lanza una campaña contra la subida de impuestos que propone la Generalitat

La patronal catalana Foment del Treball ha lanzado una campaña contra la subida de impuestos y a favor de una «política fiscal de progreso» que quiere debatir con los agentes sociales y económicos. Según la organización empresarial, la alta presión fiscal proyecta una imagen de Cataluña disuasoria para la inversión y la retención de talento. Asimismo, ha lamentado los Presupuestos de la Generalitat para 2020, lejos de proponer un giro, promueve una fiscalidad que castiga a empresas y ciudadanos, en sus palabras. «”El incremento del IRPF y el mantenimiento al alza de los impuestos sobre el patrimonio, las sucesiones y los actos jurídicos documentados son un claro ejemplo de que la vía elegida perjudica a Catalunya ante economías de un peso similar», ha defendido la patronal en una nota. También ha añadido que la catalana es la comunidad autónoma con más tributos propios con un total de 18, frente a los cinco de media del resto de autonomías. Por ello, ha planteado 12 propuestas entre las que figuran suprimir el impuesto sobre el patrimonio para evitar la singularidad fiscal, ya que «disuade de la actividad económica y la distorsiona», así como estimular el consumo bajando el IRPF en todos los tramos. Defiende incentivar el empleo reduciendo las cotizaciones sociales a cargo de los empleadores a medida que mejore la recaudación por el aumento de la ocupación, y reclama revisar los impuestos de la Generalitat. Plantea elaborar un plan estratégico a cuatro años para reducir la economía sumergida en 10 puntos con relación al PIB y así recaudar 40.000 millones más cada año, y en materia de pensiones quiere recuperar los incentivos al ahorro a largo plazo, especialmente para los mayores de 52 años y las personas discapacitadas. Otras propuestas son fomentar una fiscalidad familiar justa, lo que pasa por reducir el tipo del impuesto sobre sucesiones y donaciones, además de favorecer la financiación de las empresas, para lo que propone bajar el impuesto sobre sociedades al 25%, estableciendo un tipo más reducido del 15% para pymes y para los beneficios no distribuidos, eliminando el pago mínimo y manteniendo la deducción del 100% por doble imposición. Asimismo, propone promover una vivienda más barata, reduciendo el impuesto sobre transmisiones patrimoniales (ITP) y el de actos jurídicos documentado s (AJD); atraer talento ampliando a diez años el plazo para el tratamiento de no residentes y atraer talento del exterior; favorecer el IVA solidario bajando el tipo de IVA reducido y superreducido de las actividades básicas, e implantar un régimen fiscal económico que trate como zonas especiales los territorios menos poblados.
Fuente de la noticia ABC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *