La mirada incompleta de Mark Cousins hacia Orson Welles

La primera de las tres películas a concurso fue “Viento de libertad”, de Michael Herbig, una historia real ocurrida en la RDA a finales de los años setenta, cuando un par de familias decide construir un globo para escapar al lado occidental. Antes de comenzar las imágenes, unos letreros nos hablan del número de personas muertas al tratar de pasar dicha frontera. El catálogo del Festival de Cine de Barcelona señala que se trata de un drama histórico y thriller. Drama, puesto que se centra en las personas que quieren huir. Histórico, porque muchos recordarán la historia que publicó en los periódicos de la época. Y thriller, porque vemos a la policía de la Stasi tratando de cazarlos, cuestión que provoca la urgencia de construir el globo. Entretenido film, que se sigue con interés.

La segunda película a concurso es el documental “La mirada de Orson Welles”,de Mark Cousins. Dos horas angustiosas. La idea es buena, pero el desarrollo no. Traza toda su vida: desde niño, sus mujeres (una de ellas Rita Hayworth), sus dibujos, sus películas, sus obras teatrales, las radiofónicas, sus viajes… El director hace abusivo el uso de los dibujos y cuadros menos relacionados con aquellos que tuvieron que ver con las películas. Resulta del todo imperdonable que no cite para nada “La guerra de los mundos”, cuando está reconocido que fue dicha emisión de radio la que le catapultó a la fama.

Por último, la francesa “El emperador de París”, de Jean François Richet, una historia real interpretada por Vincent Cassel, historia en tiempos de Napoleón sobre un presidiario fugado, Vidoq, capaz de convertirse en un poderoso jefe de policía. La cinta está bien contada, ambientada e interpretada. Recomiendo verla cuando se estrene.

Fuente de la noticia La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *