La insistencia por ver a Neymar de nuevo en el Barça

El retorno de Neymar al Barcelona sigue siendo uno de los grandes temas de la temporada. Además, la ausencia de competición a causa de la pandemia generada por el Covid-19 contribuye a que se amplíe el debate y se generen multitud de opiniones. La última de ellas la ha expresado Mazinho, compatriota del paulista y campeón del Mundo con Brasil en el Mundial de Estados Unidos en 1994. Además, es el padre de Rafinha y Thiago Alcántara, con pasado azulgrana, por lo que es una voz más que autorizada para hablar del tema. «Si mañana puede volver al Barcelona, estarían encantados. Es el relevo natural de Messi, no hay otro para sustituir a Messi», aseguró poco antes de valorar la situación de sus hijos: «Están contentísimos. Thiago en su séptimo año en Múnich y Rafa, en Vigo. Si mañana tienen que volver al Barcelona, así será, pero nunca se sabe», explicó en Radio Marca. Mazinho también hizo un repaso de la actualidad y en este caso, se centró en la situación provocada por el coronavirus. «Siempre preocupa porque es una situación complicada que estamos viviendo todos. En Alemania están avanzando en ese sentido, con entrenamientos en grupos, Thiago por ejemplo empieza este jueves, pero hay que tener mucho cuidado con todo esto. Si el Bayern lo hace es porque no se corre ningún riesgo, están dando seguridad a todos sus futbolistas. Mi hijo debe trabajar y ser lo más prudente posible», aseguró. En cambio se mostró bastante más preocupado por la situación sanitaria en Brasil: «Hay gente que no puede parar porque hay mucha pobreza y la gente moriría de hambre. Esto puede ocasionar problemas de robos y saqueos, va a ser un país muy difícil de controlar. Tengo a mi familia allí, intento estar en contacto con ellos, pero cuando llegue el pico en Brasil va a ser muy complicado porque tenemos grandes dificultades en temas de salud. Espero que el Gobierno pueda prepararse, con el tiempo que ha tenido viendo lo que sucedía en otros países, y hacer que Brasil salga adelante». Finalmente, Mazinho también aprovechó para repasar su etapa como futbolista. «En Vasco de Gama empecé, se abrieron todas las puertas para mí; en Palmeiras ganamos títulos importantes cuando el club llevaba tiempo sin ganar nada; y en Vigo, es donde más he disfrutado. Llegó Irureta, hizo un gran trabajo, vinieron jugadores importantes y, desde ahí, mostramos un fútbol bonito», argumentó. Su gran logro llegó en el verano de 1994 con la selección de Brasil, con la que conquistó el Mundial de Estados Unidos. «Lo que más me llamó la atención fue la unión del grupo. Con todo lo que Brasil estaba pasando, el grupo se unió para conseguir el objetivo», concluyó.
Fuente de la noticia ABC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *