La F1 suplica clemencia a Boris Johnson

En la página oficial de la Fórmula 1 no existe un calendario de carreras 2020, pese a que la expectativa de sus dueños consiste en dar la salida al Mundial en poco más de un mes, 5 de julio, circuito Red Bull Ring en Austria, y en modo low cost. No lo hay porque el plan diseñado por Liberty Media se ha topado con un obstáculo previsible derivado del deshielo en la pandemia del coronavirus. El Gobierno británico ha impuesto una cuarentena de catorce días a todos los pasajeros en llegadas internacionales al Reino Unido. Y el programa que contaba con celebrar una o dos carreras en la pista inglesa de Silverstone se ha ido al traste. Los directivos de la Fórmula 1, donde ya no está el genuino Ecclestone, negocian con el ejecutivo de Boris Johnson para pedir una moratoria que permita arrancar el campeonato. Y de momento la respuesta es negativa. Lejos queda la capacidad de influencia de Bernie Ecclestone, quien firmaba contratos con organizadores de carreras en función del político al mando. Si cambiaba el político, cambiaba el acuerdo. Chase Carey, el jefe de la F1 actual, ha recibido un «no» del Gobierno de Boris Johnson en el primer acercamiento, según desveló la web Motorsport.com. Todas las personas que lleguen a Gran Bretaña a partir del 8 de junio deberán aislarse durante catorce días. Tres equipos no ingleses Se han establecido excepciones, pero entre ellas no se encuentra un deporte de alto nivel como la Fórmula 1. Siete de las diez escuderías tienen su sede en un perímetro cercano al circuito de Silverstone, pero tres equipos se ubican fuera del Reino Unido. Son Ferrari (Maranello, Italia), Alpha Tauri (exToro Rosso, en Faenza, Italia) y Alfa Romeo (Hinwil, Suiza). El suministrador de neumáticos, Pirelli, tiene su base de operaciones en Milán. Difícilmente se podría celebrar una carrera en Inglaterra si todos estos trabajadores tienen que permanecer dos semanas en cuarentena. Gran Bretaña es uno de los países más afectados del mundo por la Covid-19. Registraba hasta ayer más de 36.700 muertos y más de 222.000 casos positivos activos en una población de 68 millones de habitantes. La cuarentena implantada para los viajeros internacionales se revisa cada tres semanas. La primera fecha en la que se volverá a analizar el confinamiento es el 29 de junio. Si como ha sucedido en los países europeos, la epidemia remite, tal vez hubiera tiempo para que se mantuviera el programa previsto, con la carrera en Silverstone el 26 de julio. Si esto no sucede y el Gobierno de Boris Johnson no ablanda su postura, el plan inicial desplazaría a Inglaterra a finales de agosto. Y movería las fichas de países, circuitos y normativas sanitarias hacia Hungría, Alemania o España. El trazado de Montmeló, que tenía previsto acoger un gran premio el 9 de agosto, podría adelantarse y disputarse a finales de julio. La movilidad de la Fórmula 1 y sus trabajadores se ha manifestado al fin como el principal problema para gestionar un calendario, ya que hay que conjugar el impacto de la epidemia y las reglas sanitarias de cada nación para una comunidad que vive en los aeropuertos. Los siete equipos con sede en Gran Bretaña se enfrentan a un puzzle de compleja solución sobre qué hacer con sus empleados y cómo devolverlos a sus hogares. Siempre tendrían que estar catorce días confinados antes de poder viajar nuevamente al siguiente gran premio.
Fuente de la noticia ABC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *