La conversación telefónica que permitió el acuerdo para trasladar los Juegos

Después de semanas de dimes y diretes, de llamadas a la calma y de comunicados llenos de nerviosismo, el Comité Olímpico Internacional (COI) y el gobierno de Japón alcanzaron ayer un acuerdo para trasladar los Juegos Olímpicos previstos para este verano al próximo año. Tokio 2020 será en 2021. Decisión que alivia a los deportistas de medio mundo, que podrán abandonar ya sus preocupaciones y centrarse en la lucha contra el coronavirus y en el cuidado de sus familias. De las cuatro semanas de tiempo que pidió el COI para estudiar los escenarios de un posible aplazamiento de los Juegos solo le ha hecho falta un día. La reunión telemática entre Thomas Bach –presidente del olimpismo mundial– y las autoridades de Japón –con el primer ministro, Shinzo Abe, al frente– desembocó en un acuerdo exprés que llevará los Juegos de Tokio a 2021. Fue el gobierno nipón el que pidió el aplazamiento de la cita olímpica al próximo año y el COI el que recogió el testigo, al considerar que esa era la mejor opción. Casi la única si se tiene en cuenta que la lucha contra el coronavirus impedía su celebración a finales de 2020 y que alargar el horizonte olímpico hasta 2022 hacía inviable la cita para muchos deportistas. «Japón, como país anfitrión, bajo las actuales circunstancias, ha propuesto aplazar cerca de un año los Juegos para que los atletas puedan tener las mejores condiciones para prepararlos. Bach me ha respondido que está de acuerdo en un cien por cien, así que hemos llegado al acuerdo de celebrar los Juegos en Tokio no más allá del verano de 2021», explicaba Abe tras la reunión. Acuerdo que confirmaba poco después el propio COI a través de un comunicado. La presión de los atletas ha sido la clave para que el problema se desbloqueara con tanta celeridad. Se había generado un ambiente de incertidumbre entre la comunidad de deportistas en todo el mundo, atrapados entre la obligación de cumplir con el confinamiento impuesto por los diferentes países y su necesidad de seguir entrenándose por si los Juegos seguían en pie. «Creo que es la decisión más correcta y la más sensata dada la situación de emergencia médica que tenemos a nivel mundial. Ahora toca centrarnos en sobreponernos a este virus, porque vamos a poder con él. Seguro», reconoce Saúl Craviotto, llamado a ser el abanderado nacional junto a Mireia Belmonte. El piragüista asume que el «aplazamiento es un golpe duro», pero está decidido a «afrontar el próximo año con más motivación que nunca». El pacto sellado entre el COI y el gobierno de Japón acaba con la incertidumbre de los atletas, que celebraron el anuncio a lo largo de todo el mundo. También las federaciones aplaudieron la decisión de trasladar los Juegos, aunque a todas ellas les toca ahora la misión de recomponer un calendario hecho pedazos por el coronavirus. En 2021 están previstos decenas de eventos –mundiales y campeonatos continentales de distintos deportes– que deberán ahora ser cancelados o recolocados a lo largo de ese año o del siguiente. El atletismo o la natación ya han anunciado que trabajarán junto al COI para encontrar el mejor encaje a sus mundiales. «Queremos expresar nuestra sincera gratitud al COI y a los organizadores de Tokio 2020 y del Mundial de Fukuoka 2021 por sus esfuerzos considerables para unir al mundo pacíficamente a través del deporte», reconocía ayer la Federación Internacional de Natación. Clasificación en el aire
Entre los deportistas, la incógnita está en los procesos de clasificación y en lo que ocurrirá con los atletas que ya se habían ganado una plaza para los Juegos. «Para los que estábamos clasificados, entiendo que deberán guardar nuestra clasificación. Ahora las federaciones internacionales tienen un año para reestructurar sus calendarios y programar los torneos que se han cancelado, sobre todo los preolímpicos, y clasificatorios en el nuevo calendario, para que los deportistas pendientes de sellar su clasificación puedan hacerlo», opina Damián Quintero, karateca y uno de los máximos aspirantes a medalla dentro del equipo español. El COI anunció que ahora se abre un periodo para desarrollar el acuerdo alcanzado con Japón sobre los Juegos, que seguirán siendo Tokio 2020 a pesar de disputarse en 2021 por una razón comercial. Entre los puntos pendientes, además de esos nuevos sistemas de clasificación, el más importante es determinar la fecha definitiva, que se conocerá en los próximo días.
Fuente de la noticia ABC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *