La AIReF ve «improbable» que Cataluña cumpla el déficit con el actual ritmo de gasto

Las comunidades autónomas prácticamente llegarán al equilibrio presupuestario a finales de este año. La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) prevé que el déficit del conjunto de las regiones sea del 0,2% del PIB en 2019, sólo una décima por debajo del objetivo de estabilidad, por lo que considera «factible» su cumplimiento, según explica el organismo en su evaluación de los presupuestos iniciales de las comunidades autónomas y corporaciones locales. A nivel individual, la Autoridad Fiscal señala que existe riesgo de incumplimiento en Aragón, Castilla-La Mancha, la Región de Murcia y la Comunidad Valenciana, siendo muy elevado en las dos últimas, a las que ha dado un toque de atención.

Respecto a Cataluña, aunque ve «factible» que cumpla la meta, lo hará con menor holgura al empeorar las perspectivas por el rechazo del proyecto de Presupuestos Generales del Estado. En cuanto al gasto, advierte de que si no se llevan a cabo medidas para garantizar los recursos adicionales que daría una modificación del suministro de información inmediata del IVA, el cumplimiento del objetivo de déficit pasaría a ser «improbable».

En el caso de la Comunidad Valenciana, la AIReF insta al Ministerio de Hacienda a «estrechar la vigilancia» sobre sus cuentas, que llevan un gasto muy superior de lo permitido (se ha incrementado un 7% en los últimos dos años). Para Murcia no pide vigilancia, pero recomienda al Ministerio que tenga en cuenta su situación económica cuando fije los objetivos individuales de déficit. Alcanzar el objetivo de déficit es «muy probable» en Canarias, Navarra y País Vasco; «probable» para Asturias, Galicia y Comunidad de Madrid; «factible» para Andalucía, Baleares, Cantabria, Castilla y León, Cataluña y La Rioja; «improbable» para Aragón, Extremadura y Castilla-La Mancha; y «muy improbable» para Murcia y Comunidad Valenciana.

La Autoridad Fiscal estima que todos los grandes ayuntamientos replicarán el superávit del 0,5% del PIB de 2018 y cumplirán los objetivos de estabilidad y la regla de gasto. Sin embargo, advierte a las corporaciones locales de que la ejecución de inversiones financieramente sostenibles, demandadas por los ayuntamientos y autorizadas por decreto en un reciente Consejo de Ministros, pueden derivar en «incumplimientos» futuros en la regla de gasto.

Fuente de la noticia La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *