Humor y drama, como la vida misma

Abril se presenta intenso para La Belloch Teatro, compañía que produce simultáneamente dos piezas en Madrid, ambas con el mismo trasfondo social y humano. «Hay ciertas similitudes entre ellas, comedias dramáticas en las que el humor, como en la vida misma, va de la mano con el drama», manifiesta Carolina África, una de las fundadoras de la compañía, que presenta «Vientos de levante» en la Cuarta Pared, una obra que ha escrito, dirige e interpreta. «Toca temas que parecen tremebundos en un principio, pero al final son un beso a la vida, una historia en la que el espectador se va a sentir reconocido por lazos humanos», explica. La pieza nació de un trabajo realizado por la autora en Cádiz, en una casa de enfermos mentales y en el área de cuidados paliativos de un hospital donde conoció a enfermos de ELA. De ahí parte la historia. Ainhoa viaja en vacaciones a visitar a su amiga, una psicóloga que trabaja en estos centros. En su experiencia comprobará la frágil frontera que nos separa de la locura y aprenderá a afrontar la muerte como algo natural. «A pesar de la dureza que puede aparentar, la función es un canto a la vida, saber que estamos aquí de paso y tenemos que disfrutar con las cartas que nos toca jugar, ser conscientes del tiempo que tenemos y de las circunstancias que nos golpean; depende de nosotros lo que hagamos con ellas, saber arañar momentos de felicidad» afirma. De ahí su humor. «No la concibo la vida sin humor, es lo ideal para sobrevivirla», apostilla.

Dónde: Sala Cuarta Pared. Cuándo: hasta el 27 de abril. Cuánto: desde 12 euros.

Por otro lado, en el Teatro Fernán Gómez producen «Cuando caiga la nieve», de Javier Vicedo, dirigida por Julio Provencio. Una comedia que entrelaza las historias de cuatro personajes solitarios alrededor de una anécdota tan banal como macabra, el robo de una urna funeraria. «Un retrato de la sociedad de nuestros días, de la soledad dolorosa de las grandes ciudades, de personajes habitados por el silencio», explica Provencio. «Lo llamamos comedia negra porque sus vidas se despliegan en un tono de mordacidad, incluso de manera grotesca. Hay un punto de patetismo y, aunque hay tragedia en muchas de las elecciones de vida de los personajes, al mismo tiempo tenemos que sonreír por cómo lo viven. El hilo conductor –prosigue– es la urna que pasa de mano en mano, y las historias se van componiendo según su relación con ella. Una especie de collage en el que el pegamento que los une es la ruta seguida por ésta. Su extravío produce algo inesperado: cómo algo tan pequeño puede suponer tanto que los obliga a tomar decisiones que cambiarán completamente sus vidas. Cuando caiga la nieve, las cosas por fin cambiarán», concluye.

Dónde: Teatro Fernán Gómez. Cuándo: hasta el 5 de mayo. Cuánto: entre 14 y 16 euros.

Fuente de la noticia La Razón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *