Hacienda triplica los avisos a los dueños de casas en alquiler

La Agencia Tributaria dio ayer el pistoletazo de salida a la Campaña de la Renta de 2018, en la que se prevé que se presenten 20,3 millones de declaraciones, lo que supone 361.000 más que el año pasado. La mayoría (14,3 millones) serán a devolver, retornando a los contribuyentes un total de 10.468 millones de euros. Algo más de cinco millones serán con resultado a ingresar, con unos ingresos para el fisco de 10.160 millones de euros.

Al contrario que el ejercicio anterior, cuando Hacienda tuvo un saldo a su favor de 365 millones, este año tendrá un desajuste entre ingresos y devoluciones de 308 millones. El director general de la Agencia Tributaria, Jesús Gascón, explicó que esta evolución se debe a las deducciones introducidas en los Presupuestos Generales de 2018 y el efecto de la sentencia del Tribunal Supremo que declara exentas de IRPF las prestaciones de maternidad y paternidad.

En la campaña de este año, Hacienda ha intensificado los avisos que envía a contribuyentes que podrían tener que declarar rentas del alquiler, criptomonedas y cuentas en el extranjero. En este sentido, ha remitido 700.000 mensajes a personas que podrían tener un inmueble en alquiler, ya sea de uso habitual o turístico, triplicando así los avisos del año pasado, tras incorporar la información aportada por las plataformas de alquiler turístico. Además, ha enviado otros 2,17 millones de avisos a contribuyentes con posibles rentas en otros países, ya sea porque las han declarado en otros ejercicios o porque han informado al respecto intermediarios o países con los que España tiene intercambio de información fiscal. Como novedad de este año se añaden 14.700 avisos a contribuyentes que se cree que han realizado operaciones con criptomonedas, según se ha detectado mediante intermediarios, casas de cambio o las propias actuaciones de lucha contra el fraude. La Agencia Tributaria señala que la intención de estos avisos es facilitar el cumplimiento voluntario de las obligaciones tributarias, aunque afirma que también podrían utilizarse para futuras actuaciones de control fiscal.

Ayer arrancó el periodo de presentación para todas las vías que no son presenciales, lo que permitirá que en 48 horas se reciban las primeras devoluciones. En la campaña de 2018 están obligados a presentar la declaración, entre otros supuestos, quienes ingresen rentas del trabajo de más de 22.000 euros de un pagador o más de 12.643 euros de varios pagadores. La atención presencial no comenzará hasta el próximo 14 de mayo.

La gran novedad operativa de esta campaña es la renovación de la aplicación móvil, que ahora permite identificarse con referencia a partir de la del año anterior y modificar la cuenta bancaria y la asignación tributaria. El pasado año sólo se podía presentar la declaración con la aplicación móvil si no se introducían modificaciones.

Fuente de la noticia La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *