Guiño de Setién a Rodrigo

La posibilidad de que el Barça acabe fichando un «nueve» durante este mercado invernal fue una de las cuestiones que centraron la rueda de prensa de Quique Setién. Además, existe el condicionante que ese delantero que acabe arribando para suplir a Luis Suárez sea Rodrigo, el ariete del Valencia, equipo que recibe este sábado al Barça en el partido liguero. Setién trató de echar balones fuera pero no pudo evitar hacerle un guiño al hispano-brasileño. «Es un futbolista extraordinario, nos puede complicar a nosotros y a cualquier equipo, es una pieza clave para cualquier equipo. Ojalá no jugara mañana pero sabemos que si no juega él jugará otro. El nivel del Valencia con o sin Rodrigo es muy alto y sus jugadores son de mucho nivel», apuntó el técnico del Barcelona, que cuando le preguntaron directamente por Rodrigo, aseguró que «a mi me gustan todos los buenos jugadores». Ante el Valencia podría ser Antoine Griezmann el que ocupara la plaza de delantero centro, aunque Setién tiene más opciones. No obstante, ante el Ibiza fue el escogido y anotó dos goles. «Es una opción. No tenemos un jugador muy específico que pueda jugar de ‘9’ pero la alternativa de Griezmann está ahí. No es de ‘9’, es algo caído y leyó bien los desmarques», reconoció el cántabro, que no quiso entrar de lleno en las necesidades del Barcelona en tener que fichar a un delantero centro. «Eso son suposiciones, creo que el Barcelona es un gran equipo y que siempre, en circunstancias normales, tiene que competir por ganarlo todo. Hay cosas que no puedes controlar como las lesiones y eso sí puede influir en si vas a tener una plantilla suficientemente fuerte. Siempre es conveniente estar preparado por si suceden, pero ahora mismo no lo valoro», apostilló. Setién se pronunció por las ocasiones de gol que necesita el equipo: «En el primer partido generamos bastante peligro, es verdad que no entraron, no se materializó el peligro en goles. No lo pudimos hacer en Ibiza y preparamos los partidos para que suceda. Las connotaciones de un partido en hierba artificial y ante un equipo que se iba a entregar no nos facilitaron, tampoco estuvimos todo lo inspirados que necesitábamos estar». Llega ahora la visita a Mestalla con la obligación de ganar y jugar bien pero no se lo toma como un examen: «El primer examen fue Granada y luego Ibiza. En Valencia creo que el Barça lleva muchos años sin perder. El rival como entidad es uno de los mejores a los que te puedes enfrentar, pero exámenes los pasamos todos los días». Y desveló los conceptos que más le cuesta más transmitir al equipo: «Por ejemplo la presión tras pérdida, esto sí es un trabajo que tratamos de hacerlo mejor, vemos a través de las imágenes que no lo hacemos tan bien, aunque acabemos de robar el balón. Ante un rival de alta calidad nos saldrá de la presión y eso lo tenemos que ajustar bien». En este sentido, fue muy sincero cuando reconoció que «me llevé un susto gordo en Ibiza, no voy a mentir». «Tenemos que incidir mucho en las cosas a las que damos mucha importancia, en general yo ya sé que hay mucha gente que es resultadista, no le va a importar cómo juguemos. Esto es así en el fútbol de hoy en día y me parece bien, pero hay mucha gente que sabrá si el equipo ha merecido ganar o no o si ha jugado bien o no. Hay que valorar cómo es el camino, cómo se llega a la victoria o a la derrota, aunque entiendo que haya gente que sólo le preocupe lo otro», concluyó.
Fuente de la noticia ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *