Guatemala y Belice recurren a La Haya para solucionar un conflicto territorial

Guatemala reclama casi la mitad del territorio de Belice desde 1821. Los dos países centroamericanos recurrieron a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) el 12 de junio para poner fin al interminable conflicto, según informa el periódico francés «Le Figaro». Uno para emanciparse de las demandas guatemaltecas, el otro para tratar de adquirir 11.000 kilómetros cuadrados adicionales. 🗳️🇧🇿🇬🇹 Un conflit territorial oppose le #Belize et le #Guatemala. Les deux pays ont organisé un #référendum pour savoir si sa résolution devait se faire devant la Cour internationale de justice (ONU) Belize (8 mai 2019) · 55.4% de Oui
Guatemala (15 avril 2018) · 95.9% de Oui pic.twitter.com/I8QHRID6xO— Paul Cébille (@Ellibec) 10 de mayo de 2019La CIJ, un organismo dependiente de la ONU, tiene la autoridad legal de resolver disputas territoriales entre Estados. Los dos países recurrieron a la Corte después de que ambos sometieran la cuestión a referéndum, tal como lo exigía un acuerdo binacional firmado en el 2008. El año pasado, el 95,87% de los votantes guatemaltecos se manifestaron a favor de un pronunciamiento de la CIJ al respecto. El 8 de mayo, el 55,37% de los beliceños también decidieron recurrir a la Justicia internacional. «Recurrir a La Haya fue una decisión mucho más controvertida en Belice que en Guatemala», expresó el señor Victor Bulmer-Thomas, un académico latinoamericano y profesor en la Universidad de Oxford, en la revista «World Politics Review». Al haber votado «sí» en el referéndum, «Belice corre el riesgo de perder una gran parte de su territorio, mientras que el peligro que corre Guatemala es solamente el rechazo de su petición por la CIJ» según Bulmer-Thomas. El primer ministro de Belice, Dean Barrow, recordó por su parte a sus compatriotas beliceños que «en momentos como estos, debemos mantener fijo nuestro objetivo, el de tener una Belice libre de las reclamaciones de Guatemala». Historia del conflicto
La disputa se remonta al siglo XIX cuando, tras independizarse del Virreinato de Nueva España en 1821, Guatemala aceptó firmar un acuerdo fronterizo con Reino Unido que autorizaba la creación de la «Honduras británica», en la que vivían colonos del Imperio. Según Victor Bulmer-Thomas, el acuerdo anglo-guatemalteco fue posteriormente anulado unilateralmente por Guatemala en 1939 tras denunciar una violación del compromiso economico incluido en el acuerdo. La negativa guatemalteca al reconocimiento de la Honduras británica se prolongó durante décadas, y continuó tras la creación de Belice como Estado independiente del Reino Unido en 1981. Si bien se establecieron relaciones diplomáticas en los años 1990, cuando finalmente Guatemala reconoció a su vecino, ambos militarizaron la frontera. Desde entonces, los incidentes en el área fronteriza han ocurrido con regularidad. En febrero del 2000, una patrulla beliceña mató a un hombre guatemalteco en una reserva forestal en el oeste de Belice. En abril del 2016, un minero guatemalteco de 13 años fue asesinado como respuesta a un ataque de soldados beliceños en Melchor de Mencos, un municipio situado a minutos de Belice. Según el diario guatemalteco «El Periódico», la Corte Internacional de Justicia podría tardar años en emitir su sentencia.
Fuente de la noticia ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *