Gales bate a Francia en un igualado choque

Gales logró este domingo pasar a semifinales del mundial de rugby al derrotar por 20-19 a Francia, en un partido muy equilibrado y con un juego muy físico que se decidió en los últimos cinco minutos. El encuentro, en la ciudad suroccidental de Oita, fue el tercero que se disputa de la ronda de cuartos de final que comenzó este sábado, a falta del último choque, que enfrentará este mismo domingo en Tokio a Japón y Sudáfrica. El primer ensayo fue para Francia, en el minuto 4, después de una fuerte presión de la ofensiva gala que coronó el segunda línea Sebastien Vahaamahina, con fallo en la conversión del apertura Romain Ntamack (0-5). No tardaron Les Bleus en conseguir su segundo ensayo, en una bella jugada por el centro que completó con una larga carrera por la zona central el ala del lado abierto Charles Ollivon (m.8, 0-10) y conversión exitosa de Ntamack. Pero Gales reaccionó y en el minuto 12, el ala Aaron Wainwright aprovechó un error de la defensa francesa y corrió en solitario hacia la línea de ensayo para anotar (5-12), y el apertura Dan Biggard sumó los dos puntos adicionales. Gales decidió acortar distancias con un penalti en el minuto 19 que anotó Biggar (10-12), lo que dejó el partido con una mínima diferencia al cerrarse la cuarta parte de un encuentro muy equilibrado. Cerca de los treinta minutos, el árbitro, el sudafricano Jaco Peyper, penalizó con una tarjeta amarilla a Ross Moriarty, que acababa de entrar a la cancha en reemplazo del número ocho Josh Navidi. Francia aprovechó que Gales se quedó sin un jugador durante diez minutos con un avance por el lado izquierdo que terminó con ensayo del centro exterior Virimi Vakatawa (m.31, 10-17) y conversión de Ntamack. Ya cerca del descanso, Ntamack intentó agregar tres puntos con un penalti, pero la pelota ovalada la rechazó el palo derecho. Poco después del inicio de la segunda parte, Francia perdió para el resto del encuentro a Vahaamahina, autor del primer ensayo, al ser expulsado con tarjeta roja por agarrar en el cuello a Wainwright y rematar la agresión con un codazo en su mandíbula. Biggar volvió a acortar distancias para Gales con un penalti que convirtió exitosamente en el minuto 53 (13-19). El juego entró en una fase de gran equilibrio y fuerte rivalidad física, pero la presión galesa dio frutos en el minuto 74, en medio de un forcejeo por la pelota que tomó finalmente Ross Moriarty, y Biggar agregó dos puntos (20-19). Ese ensayo le permitió a Gales colocarse por delante del marcador por primera vez en el encuentro, y a sólo cinco minutos del final. Sin embargo, a pesar de los intentos de Les Bleus por arañar algún punto adicional, fracasaron en el intento, y quedaron eliminados del mundial. Con esta victoria, Gales se enfrentará el próximo fin de semana al vencedor del último partido de cuartos de final, entre Japón y Sudáfrica. En las ocho ediciones anteriores del mundial, Gales ha pasado a semifinales en dos torneos (1987 y 2011), pero lo máximo que ha conseguido es un tercer puesto, en 1987. El sábado ya quedaron clasificados Inglaterra y Nueva Zelanda, que disputarán la primera semifinal el próximo sábado, en Yokohama, al sur de Tokio.
Fuente de la noticia ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *