España ya dirige la lucha contra los piratas

Aunque la salida de Reino Unido de la UE tenía que hacerse efectiva hoy, el Brexit sigue lejos de ser una realidad. Sin embargo, Londres ya se está haciendo cargo de parte de la separación de bienes que implica este complicado divorcio, que en materia de Defensa tiene a España como uno de los grandes beneficiados. Un ejemplo es lo que ocurrirá hoy en la base de Rota (Cádiz) con la activación oficial del Cuartel General Operacional (OHQ, por sus siglas en inglés) de la Operación «Atalanta» de la UE contra la piratería en el Índico. Un cuartel que hasta ahora estaba en Northwood (Reino Unido). Hace un año se certificaron las instalaciones gaditanas, en las que desde hoy trabajarán 77 efectivos de una veintena de nacionalidades con el objetivo de que las cifras de ataques y secuestros en las costas de Somalia se mantengan como en los últimos cinco años: prácticamente inexistentes.

La lucha de España por hacerse cargo de este OHQ de la UE viene de lejos, básicamente desde finales de 2017, cuando presentó, con Francia, una candidatura conjunta para albergar el Cuartel Operacional de «Atalanta». Con ella pretendían que las competencias que tenía Northwood se dividieran: España se quedaría con el OHQ y Francia, en la localidad de Brest, con el Centro de Seguridad Marítima para el Cuerno de África (MSCHOA). La opción franco española venció a la italiana el pasado verano, convirtiéndose Rota en el quinto OHQ de la UE junto a los de París (Francia), Larisa (Grecia), Potsdam (Alemania) y Roma (Italia). Estos OHQ son cuarteles multinacionales de nivel estratégico que pueden dirigir una misión concreta de la UE, como por ejemplo la operación «Sophia» contra las mafias de la inmigración en el Mediterráneo, que se controla desde Roma.

Así que desde hoy, «Atalanta» se dirigirá desde España y al frente de la planificación y organización de la misma estará el vicealmirante español Antonio Martorell Lacave, quien en un sobrio acto en Rota, recibirá la bandera del OHQ de manos del comandante saliente, general británico Charlie Stickland.

Pero Martorell no será el único oficial general español en puestos de mando de esta operación, pues a principios de mes el contraalmirante Ricardo A. Hernández asumió el mando de la Fuerza Naval internacional de «Atalanta» a bordo de la fragata «Navarra», que ejercerá de buque de mando hasta agosto. De esta forma, España controlará prácticamente todas las patas de esta misión, mientras que la labor de Francia desde el MSCHOA será la de monitorizar los buques que transitan por la zona del Cuerno de África e informarles de las últimas novedades respecto a la lucha contra la piratería. En esta sede gala se desplegarán unos 25 efectivos de 19 países. En total, entre Rota y Brest habrá un centenar de uniformados, de los que unos 40 serán españoles.

Fuente de la noticia La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *