Envenenan el árbol del Papa Francisco

El Guayacán amarillo que plantó el Papa Francisco en Colombia en el año 2017 se ha secado. Unos vándalos consiguieron entrar sin ser notados al Parque de los Fundadores, donde se encuentra la planta, y derramaran un líquido sobre él. El árbol era símbolo de la reconciliación tras la guerra civil que dividió Colombia durante décadas. Las autoridades medioambientales tratan ahora de recuperar el ‘Árbol de la Vida’ aunque no está claro que la planta se pueda salvar.

Fuente de la noticia La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *