Empresas de patinetes eléctricos en Madrid: cuántas hay y cómo funcionan

Salir a la calle y encontrarse un patinete eléctrico se ha convertido en la capital ya en algo habitual. Este medio de transporte forma parte del paisaje y de la movilidad diaria de Madrid, aunque hay muchos que abogan por darle un uso más controlado. La gente –dentro de la zona en la que opera cada empresa– los puede coger y dejar donde quiera, sin que haya áreas habilitadas para ello, hasta que otro usuario los utilice. Muchos de ellos terminan tumbados en las aceras y en el suelo, sin ningún reparo en que se estropeen. ¿Cuáles son las empresas que tienen flota de patinetes eléctricos en Madrid? ¿Cómo operan? ¿En qué zona se puede hacer uso de sus vehículos? Actualmente existen 22 autorizadas empresas autorizadas, aunque no todas ellas operan, gracias a la aprobación de licencias que ha concedido el Ayuntamiento. Todas ellas funcionan de la misma manera: debe descargarse la aplicación para móvil disponible, llegar hasta el patinete que se desea usar, asociar una forma de pago y escanear el código QR pegado en el monopatín. Una vez que el trayecto termine, se señaliza en la aplicación para que deje de cobrar. Las mismas aplicaciones avisan de qué zonas se pueden o no transitar con cada patinete. En caso de que se deje en una zona restringida, la app del móvil indica la infracción y obliga al usuario a llevarlo a un área permitida; si no, le sigue cobrando. Es más, algunas de ellas imponen una multa, como Wind, que asciende a los 100 euros si se abandona en un lugar no permitido
. Otra de las infracciones, esta vez impuesta por el Ayuntamiento, es la prohibición de circular por la acera, carril bus, calles con más de un carril por sentido y por accesos y tramos no semaforizados de la M-30. En las zonas permitidas su velicidad debe limitarse a 30 kilómetros por hora, tal y como establece la ordenanza de Movilidad del Consistorio. Tan solo pueden usarlos mayores de 15 años. Los menores de esa edad, deben estar acompañados por sus progenitores y utilizar un patinete adaptado a su edad, altura y peso. VOI
El precio de alquilar un monopatín de esta empresa sueca es un euro por desbloqueo y 15 céntimos por minuto que se usa. Al terminar el trayecto, la empresa manda un correo indicando el coste final y la factura. Cuenta con 162 licencias y 75.000 usuarios. Está disponible en todos los distritos y la única limitación que pone es no salirse de la M-30. Wind
Su tarifa es igual que la de la anterior empresa, pero su área está más restringida. Puede utilizarse en los alrededores del Santiago Bernabéu, Chamberí, parte del distrito de Salamanca y Centro, barrio de Las Letras y parque del Retiro. Lime
Al igual que los anteriores, cuesta un euro por poder usar el patinete eléctrico y 15 céntimos el minuto recorrido. Obligartorio usarlo dentro de la M-30. Bird
Cuenta con 20 patinetes disponibles en Argüelles y Ciudad Universitaria entre las 07.00 horas y las 21.00. Su precio es igual que los anteriores. Acciona
Obliga a fotografiar el carné de identidad o permiso de conducir para poder hacer uso de la app. El precio por minuto en esta empresa asciende a 23 céntimos. De momento, está disponible en El Pilar, Tetuán, Chamartín, Camberí, Centro, Salamanca, Retiro, Arganzuela, Ciudad Lineal, Hortaleza, Sanchinarro, Las Tablas y Alcobendas. Jump
Es la flota perteneciente a Uber. Cuenta con 566 patinetes eléctricos distribuidos en los 17 distritos de Madrid. ¿Su precio? Un euro por desbloqueo y doce céntimos por cada minuto de uso.
Fuente de la noticia ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *