El revolucionario sistema de Zidane para asaltar el título

Queda poco más de una semana para la reanudación de la Liga y el Real Madrid ya trabaja a todo ritmo para tratar de que ese regreso sea lo más competitivo posible. Lo necesita el conjunto blanco, obligado a ganar más partidos que el Barcelona si quiere levantar el título. Para ello, Zidane quiere aprovechar al máximo las opciones que le ofrece este nuevo formato exprés de competición, en el que los entrenadores podrán hacer hasta cinco cambios por encuentro, y por eso tratará de exprimir al máximo su plantilla. El técnico francés quiere revolucionar los métodos clásicos del fútbol y no descarta, incluso, poner en liza once equipos distintos en cada jornada. Algo que el técnico del Real Madrid puede permitirse gracias al excelente fondo de armario que presenta la plantilla del Real Madrid. Quizá la posición de guardameta es la que menos rotaciones puede sufrir en estas semanas, aunque tanto Courtois como Areola son porteros de primer nivel para defender la portería blanca. En principio será el belga el que asuma la responsabilidad, pero también el galo podría tener su oportunidad. En defensa las rotaciones serán más numerosas, pues el desgaste obliga a extremar las precauciones. Militao, Ramos y Varane se repartirán los minutos en el centro de la defensa, mientras que Mendy y Marcelo se alternarán en el flanco izquierdo. Por la derecha, Carvajal aparece como única opción tras la salida de Odriozola en el mercado de invierno, aunque tanto Lucas Vázquez como Nacho podrían dar descanso al lateral en alguna ocasión. Se multiplican las opciones para Zidane en el centro del campo, donde puede alternar entre su habitual 4-3-3 y el 4-4-2 que ya ha utilizado en alguna ocasión. A sus titulares preferidos -Casemiro, Kroos y Modric-, se unen ahora recambios de garantías como Fede Valverde, Isco o James. Con ellos cinco, el galo puede hacer infinitas combinaciones para darle diferente sentido al juego del Madrid. Uniendo esa parte alta del centro del campo con el ataque, Zidane deberá excrutar muy bien al rival para elegir sus mejores armas para hacer daño. Son muchas y muy buenas sus opciones. Desde el habitual Benzema (dueño del centro del área sin discusión) hasta la novedosa figura de
Hazard, ya recuperado para la causa. Entre medias, un grupo de talento difícil de encontrar en el resto de banquillos de la Liga: Vinicius, Rodrygo, Bale, Asensio, Brahim o Mariano. Para Zidane, la clave del título estará en su capacidad para conjugar a todos ellos y sacar el mayor partido al equipo. Un sistema revolucionario que ya viene aplicando en el pasado y al que los cinco cambios le permitirá llevarlo a una nueva dimensión.
Fuente de la noticia ABC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *