El Real Madrid ya tiene pactada la rebaja salarial con la plantilla

Ha sido un acuerdo sencillo. Los jugadores de fútbol y baloncesto son conscientes de la crisis y de la carencia de ingresos que hay en esta situación de cierre laboral, sin poder generar ingresos, sin poder trabajar. El Real Madrid y sus primeras plantillas de fútbol y de baloncesto han alcanzado un acuerdo para la reducción de sus salarios ante la crisis estructural que genera el coronavirus. Solo resta hacerlo oficial. Los dos elencos de jugadores verán rebajados sus salarios en un doce por ciento si la competición se disputa, aunque sea a partir del mes de junio. Y tendrán unos emolumentos aminorados en el veinte por ciento si al final no puede jugarse el resto de la temporada. Conscientes de la situación económica que este crisis genera, los jugadores del Real Madrid no han planteado ningún problema para el acuerdo de su rebaja y el pacto ha sido sencillo, según explican ambas partes. El club tiene una posición sólida, con cien millones en caja, pero no ha ingresado ni un euro desde el cierre general de actividades y no puede alcanzar, como ninguna empresa, el presupuesto previsto, que era de 822 millones. Todas las partidas deben ser retocadas El Real Madrid mantiene una situación económica muy sólida, con superávits económicos consecutivos desde hace diez años y cien millones en caja, pero el parón del fútbol implica que no podrá cumplir el presupuesto de 822 millones, como no podrá cumplirlo ningún club, porque los ingresos son imposibles de conseguir desde el 14 de marzo: mercadotecnia a escala mundial, taquillas sin producir rendimiento, todas las tiendas cerradas, el Tour cerrado y ningún ingreso de televisión a falta de once jornadas de Liga y a expensas de su porvenir en la Champions. El parón ha significado que se tengan que renegociar todos los contratos con los patrocinadores. La parálisis económica, sin poder abrir ninguna vía de producción, ya supone unos ingresos no recibidos de 90 millones. Si no se juega se dejarñan de ingresar 190 Este parón ha supuesto que hay que renegociar todos los contratos de los patrocinadores. El club blanco, por supuesto, nunca se acogería a un ERTE, como hizo el Barcelona, que exige ayudas del Estado español. Aplica una reducción salarial interna de sus profesionales de fútbol y baloncesto.
Fuente de la noticia ABC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *