El panorama electoral del Barça toma forma

El próximo verano, en 2021, se celebrarán las elecciones a la presidencia del Barcelona, tras los seis años en los que Bartomeu ha dirigido al club. Poco a poco va esclareciéndose el panorama y los socios que optan a dirigir a la entidad van haciendo acto de presencia con el objetivo de darse a conocer a la masa social culé. A las precandidaturas de Víctor Font, Toni Freixa, Agustí Benedito y presumiblemente Joan Laporta (Emili Rousaud aún no ha anunciado oficialmente que vaya a presentarse), se le une ahora la de Jordi Farré. El empresario catalán ha anunciado este jueves que se presentará a las elecciones a la presidencia del Barcelona, repitiendo como precandidato después de su experiencia en los comicios de 2015, cuando su candidatura ‘Som Gent Normal’ (Somos gente normal) consiguió reunir 2.033 firmas, 500 menos de las necesarias para convertirse en candidato. Farré ha explicado en la SER Cataluña que hace tiempo que trabaja en el proyecto y que está preparado para volver a tomar parte en la carrera electoral del Barça. El empresario es un declarado independentista catalán, tiene 44 años y es ingeniero de profesión. Algunas de las propuestas que la candidatura ‘Som Gent Normal’ hizo en 2015 fue crear una grada de animación y una agencia de viajes propia, alejar al Barça de las batallas judiciales, retirar el nombre del expresidente Josep Lluís Núñez del museo del club, abrir la Asamblea de Compromisarios a todos los socios que deseen acudir a la misma e implementar el voto electrónico. El que seguro que no se presentará es Sandro Rosell. El expresidente ha asegurado que ni encabezará ni formará parte de ninguna candidatura. «Las segundas partes no se han de repetir. Yo fue presidente del Barça en el momento que me votó la gente, lo recuerdo con mucho cariño, como una experiencia vital, que la llevaré conmigo la resta de mis días, pero no está en mis planes presentarme. Le prometí a mi madre que mientras que esté viva no lo haría, y espero que viva muchos años. Aunque nunca digas nunca, creo que será nunca. Casi absolutamente puedo decir que no», ha explicado el empresario catalán durante la presentación de su libro «Un fuerte abrazo», en el que relata sus vivencias durante los dos años que sufrió en prisión preventiva antes de ser declarado inocente de todos los cargos. Rosell ha asegurado que «tampoco entraría en ninguna directiva» porque «cualquier persona que ha sido presidente del Barça no tendría ningún sentido que entrase de directivo de forma posterior. Ya ha tenido el máximo honor y no tendría sentido».
Fuente de la noticia ABC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *