El miedo de Luis Suárez

Luis Suárez está a punto de recibir el alta médica tras cinco meses de baja por una lesión en la rodilla. El uruguayo ha aprovechado el parón por el Covid-19 para recuperarse y poder disputar los partidos de este tramo final de temporada, algo impensable cuando pasó por el quirófano el pasado 12 de enero. Ya ve la luz al final del túnel pero deberá superar uno de los peores aspectos en una recuperación, el factor psicológico ante la posibilidad de volver a lesionarse. Lo ha confesado en una entrevista concedida a los medios oficiales del club. «Me encuentro muy bien, adaptándome a los entrenamientos con los compañeros. El regreso tras una lesión siempre cuesta, porque estás con cierto miedo pero estoy disfrutando de poder ejercitarme con los compañeros», ha asegurado el uruguayo. Suárez también ha aprovechado para explicar cómo ha vivido el confinamiento a causa de la pandemia y que ha estado haciendo. «Es complicado con los niños, que tienen también trabajo de la escuela, pero mucha gente lo ha pasado peor. He estado entrenándome desde casa y esperando que pudiéramos volver a ejercitarnos», ha explicado el delantero, que añade: «A medida que pasa el tiempo se va normalizando todo, a pesar de la muerte de tanta gente. Ahora podemos disfrutar un poco más y los niños pueden salir a pasear». El charrúa espera que le den el alta a tiempo para poder jugar en Mallorca y ayudar al equipo. «Nos estamos adaptando a jugar con tanto calor, y hacerlo sin público será peculiar. Nos centraremos en ganar los partidos para conquistar la Liga, que es lo que queremos todos», asegura. También ha valorado sus marcas personales y la posibilidad que tiene cerca de alcanzar al mítico Kubala en el top-3 de los máximos goleadores de la historia del club. «Los récords o retos vienen por sí solos. Hay que centrarse en ayudar al equipo al máximo. Si existe la posibilidad de superar un jugador histórico como Kubala siempre es bienvenido dejar una huella bonita en un club tan grande como el Barça», asegura antes de tener un recuerdo para la Champions que conquistó en Berlín, en 2015, vistiendo la camiseta del Barcelona: «Fue uno de los mejores momentos de mi carrera. Primero por conseguir la Champions, pero poder marcar el 2-1 en una jugada de Leo y disfrutar de una noche increíble con el triplete es algo soñado que nunca olvidaré».
Fuente de la noticia ABC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *