El imparable Schachmann

Ni la lluvia ni las caídas parecen afectar a Maximilian Schachmann. El alemán del Bora volvió a imponerse en la meta de Arrigorriaga. Tres victorias en cuatro etapas, sorteando el agua y la mala suerte. Tres victorias diferentes, en contrarreloj en una pequeña subida y en un esprint en un grupo reducido.

Schachmann sobrevivió a la caída que afectó al Astana cuando iba tirando del grupo para endurecer la marcha. Su líder, Jon Izagirre, era segundo y quería probar la resistencia del líder. Pero se fueron al suelo Pello Bilbao y Lutsenko y el Astana se desarmó. A Schachmann todavía le quedaban fuerzas para intentarlo todo y se marchó en la subida a Zaratamo, la más cercana a la meta aunque no la más dura, junto a Pogacar, Fuglsang y Adam Yates, que había empezado la pelea. Resistió cuesta arriba y cuesta abajo con el suelo mojado, aunque reconoce que la lluvia no le entusiasma. “Odio los días de lluvia y las carreteras mojadas, sobre todo en descenso o cuando hay rotondas. Hoy casi me resbalo en un par de ocasiones”, explicaba después de la etapa. “Entreno con bici de montaña en invierno y eso me ayuda a sobrevivir en este tipo de etapas. Tienes que ir concentrado todo el día, especialmente cuando no conoces las carreteras y sólo tienes referencias por google maps o el libro de ruta. Si tienes una bajada que termina en curva que a lo mejor es más cerrada de lo que esperabas todo puede irse al traste en unos segundos”, afirma.Pero Schachmann puede con todo y se mantiene líder, ahora con 51 segundos de ventaja sobre su compañero Konrad y uno más sobre Jon Izagirre. “No sorprende que haya habido corredores que se hayan dejado tiempo porque la subida era muy estrecha y luego había un descenso con carretera mojada. Podía esperar que hubiera diferencias”, admite. Pero queda lo más duro de la carrera, la subida a Arrate y la última etapa, con principio y final en Eibar. “Hay muy buenos escaladores así que los rivales los sabremos en los próximos días”, dice.

Fuente de la noticia La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *