El Barça respira, Messi se queda

Respira el barcelonismo después de que Leo Messi haya decidido no ejecutar la cláusula que se incluyó en su contrato y que le permitía marcharse gratis al término de la presente temporada. Hay que tener en cuenta que en la última renovación que firmo el argentino prorrogó su vinculación hasta el 30 de junio de 2021 pero con la condición de que si decidía irse a una liga menor no debería abonar los 700 millones de euros de su cláusula de rescisión. Esta posibilidad expiraba el 31 de mayo, es decir, este pasado domingo, y como Messi no ha comunicado nada al Barcelona, se entiende que seguirá la próxima temporada. A pesar de todo y de la confianza que desde el club tienen en la continuidad y compromiso del argentino, se trabaja para ofrecerle un contrato vitalicio similar al que en su momento firmó Andrés Iniesta, que se iba renovando anualmente. La intención del Barcelona es que se retire vistiendo la camiseta azulgrana. Hay que tener en cuenta que Messi decidió incluir esta cláusula liberatoria ante la situación político y social que se estaba viviendo en Cataluña. Poco proclive a la independencia, el entorno del rosarino tenía claro que su fuero estaba muy lejos de competir con el Barcelona si finalmente triunfaba el secesionismo y desde la Liga se expulsaba al club catalán a competir en una liga local. También los contactos entre Messi y el club han sido constantes durante estos meses en los que la pandemia por el coronavirus ha obligado a paralizar todas las competiciones. Josep Maria Bartomeu y el CEO Óscar Grau han negociado con los capitanes, entre los que estaba Leo, la rebaja salarial de la plantilla durante el periodo de estado de alarma. En las conversaciones han aprovechado para pulsar el estado de ánimo del jugador y sus intenciones de futuro. Desde el club se asegura que nunca ha habido ningún temor a que Messi ejecutara la cláusula liberatoria y conforme se acercaba el 31 de mayo estaban más convencidos, ya que confiaban en que si tuviera decidido marcharse lo habría avisado con mucha antelación para darle margen de acción al club. Además, Leo está satisfecho con los movimientos realizados por el club para reforzar la plantilla de cara al próximo año. Considera que Lautaro y Pjanic pueden ayudar al equipo a lograr la Champions League, objetivo que se le está resistiendo y con el que espera restañar las decepciones de Roma y Liverpool.
Fuente de la noticia ABC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *