El atlético Thomas coge el mando del Alcobendas Sport con un ambicioso proyecto

El balón es un chicle que numerosos futbolistas estiran dando el paso a los banquillos cuando llega el momento de la retirada. Otros prefieren unirse a agencias de representación y los menos, como Ronaldo Nazario en el Real Valladolid, siguen vinculados a este deporte controlando un club desde el palco, una aventura a la que empiezan a incorporarse también jugadores en activo. Gerard Piqué compró el FC Andorra a finales de 2018 espoleado por un ambicioso proyecto para intentar guiar al club desde categoría Preferente al profesionalismo, un paso atrevido que ha seguido este verano el rojiblanco Thomas Partey. El héroe del Atlético en la remontada de la última jornada de Liga ante el Éibar es desde agosto uno de los cuatro responsables en la toma de decisiones para la gestión del Alcobendas Sport, en la Tercera división madrileña. «Aporta su experiencia en el fútbol y para los chicos es gran un estímulo poder ver a Thomas por nuestro estadio», explican a ABC desde la entidad. Unas horas antes de rematar la pelota que dio el liderato al Atlético en ese partido ante los eibarreses, Thomas había descolgado el móvil para recibir la primera buena noticia del domingo porque su otro equipo había conseguido arrancar un punto en el difícil campo del Atlético Pinto. «Está muy ilusionado con el proyecto del Alcobendas Sport. Entró en el club a finales de agosto junto a su representante, José Daniel Jiménez, y su hijo. Ellos, junto a un cuarto socio, son ahora los que controlan el equipo». Al conjunto madrileño se le escapó la pasada temporada el ascenso a Segunda división B en Villarrubia de los ojos (Ciudad Real) y el grupo encabezado por el argentino Gustavo Mascardi, representante que en su día intervino en movimientos de futbolistas tan conocidos como Hernán Crespo, el Piojo López, la Brujita Verón o Martín Palermo, arrojó la toalla y cerró su etapa en el Luis Aragonés, un coqueto estadio con capacidad para 2.000 personas. «Estamos encantados con la llegada de Thomas y sus socios, el trato que nos están dando es espectacular. Son muy cercanos y el proyecto transmite seriedad», asegura el defensa Diego De Pedro. Leganés, Getafe, Fuenlabrada yAlcorcón. En la última década, el fútbol se ha extendido en Madrid por el sur de la Comunidad, la que cuenta con más representantes en las dos primeras ligas españolas, y el objetivo con el que se han presentado Thomas y sus socios es potenciar e impulsar este deporte en la zona norte. También atraer a los aficionados y aumentar la masa social porque en los dos primeros partidos de Liga disputados como locales la asistencia ha resultado escasa. «Han llegado con poco tiempo para formar la plantilla y esta primera temporada será, en principio, de transición», aseguran desde el club, fundado en 1995. En el futuro, si todo va bien, la meta del rojiblanco puede llegar a ser tan ambiciosa como la que se ha marcado Gerard Piqué en el FC Andorra. El defensa del Barça y presidente del Grupo Kosmos, la empresa propietaria del FC Andorra, desveló sus intenciones al adquirir el club del Principado. «La gente que me conoce sabe que soy muy ambicioso y hoy os reiréis, pero sueño con que suene el himno de la Champions en Andorra», aseguró a principios de año tras cerrar la compra de un equipo de Regional que a final de curso consiguió celebrar el ascenso a Tercera división. El azulgrana no hablaba de farol y en verano pagó 450.000 por la plaza que dejó vacante el Reus en Segunda división B, la categoría en la que juega esta campaña el conjunto andorrano. Dos ascensos en un mismo año. «Aquí somos más modestos y vamos más despacio, tenemos los pies en el suelo», responden entre risas en el Alcobendas Sport al ser preguntados por los planes de Thomas. Para el centrocampista, el Atlético de Madrid es evidentemente la prioridad y sus socios son los que gestionan el día a día del club, pero el ghanés acude siempre que puede al estadio para dar ánimos y consejos a los chavales. También para hablar con los tres compatriotas que se han incorporado a la plantilla, que cuenta con dos futbolistas de Costa de Marfil. «Se les ven muy buenas maneras, les falta acoplarse porque llegan poco tiempo, pero prometen», vaticina De Pedro. Al equipo de Thomas, que ha llamado la atención del defensa por su sencillez y timidez, le está faltando gol en este arranque de campeoanto y en sus tres primeros partidos no ha podido celebrar ninguno. Dos empates es la cosecha hasta el momento del conjunto entrenado ahora por Javi Baños, curiosamente el técnico que hizo la prueba y abrió las puertas del Atlético a Thomas tras llegar a España. En 2011, José Daniel Jiménez, agente FIFA, y su hijo José trajeron a Thomas a España sin haberle visto jugar basándose en los informes de uno de sus contactos en África, que les habló maravillas de un chico que entonces tenía 17 años. Desde entonces, Thomas ha establecido con ellos una relación mucho más allá de lo profesional y les considera parte de su familia, por lo que no ha dudado en embarcarse con ellos en el proyecto para impulsar al Alcobendas Sport. Una decisión y un paso poco habitual en un futbolista en activo. Otros jugadores que siguen corriendo con el balón, como Joaquín, también invierten en fútbol aunque a través de la compra de acciones.En 2017, el centrocampista desembolsó 1,1 millones de euros en títulos verdiblancos, convirtiéndose en el cuarto accionista con mayor peso en la entidad. A diferencia del sevillano, Thomas y Piqué son los que toman las decisiones.
Fuente de la noticia ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *