El aterrizaje de Fernando Martín en la NBA: «Fue algo histórico»

Lo que ahora es algo habitual, en 1986 era impensable. ¿Un español en la NBA? Nada hacía pensar que pudiera pasar hasta que apareció Fernando Martín. Como ocurre en las películas, el meteorito solo podía caer en América. Tras destacar en la ACB y con la selección, la posibilidad de la NBA se materializó. «Hablamos de la liga de los ochenta, una de las mejores de siempre, con los míticos duelos entre Lakers y Celtics. Había menos equipos que ahora y menos jugadores por plantilla, por lo que todo era más difícil», cuenta Javier Balmaseda, autor del libro «Fernando Martín: Instinto ganador» (Ediciones JC). «Nadie se planteaba ir a un campus y pelear con no sé cuantos jugadores por una plaza en la NBA», explica Alfonso Del Corral, amigo y compañero de Martín en el Estudiantes y en el Real Madrid.. El mánager de los Los Ángeles Lakers, Jerry West, se interesó por Martín, al que llamó en varias ocasiones. Sin embargo, fueron los Nets los que acabaron eligiéndole en el puesto 38 del draft en 1985. En el campus de la Universidad de Princeton destacó sobre los demás y fue el único elegido por la franquicia, pero un problema con su representante, Lee Fentres, tal y como cuenta Balmaseda el su libro, impidió su fichaje. Por otro lado, la presión desde España fue una constante, pues su fichaje le habría impedido jugar el Mundial de 1986 por una norma de la FIBA que impedía a los jugadores de la NBA competir con sus selecciones. Martín no fue ajeno a este debate: «Yo no soy nadie, yo soy Fernando Martín, un jugador de baloncesto. Quiero mucho a España y al Real Madrid, pero soy un profesional y la gente entiende perfetamente por qué me voy. Quiero estar con los mejores». Un año después apareció Portland, uno de los grandes de la NBA. Su primera petición fue que le pusieran la tilde a la «i» de su apellido en la camiseta. La gran oportunidad le llegó el 31 de octubre, día de su debut. Pero la presión por tener que pelear por el anillo y el hecho de que llegara a un equipo formado y con un entrenador conservador, Mike Schuler, le concedió pocas oportunidades aquella temporada. Acabó con 146 minutos y 22 puntos. Aun así, los Blazers quisieron seguir contando con él, pero teniendo que volver a pasar por el campus: un paso atrás para Martín. «Muchos expertos coincidían en que con el correspondiente aprendizaje y tiempo de adaptación, habría tenido una carrera en la NBA»Alfonso del Corral, Tras aquella etapa, existió la posibilidad de jugar en otras franquicias, pero una inoportuna huelga en la NBA dificultó su contratación, por lo que decidió volver a España. «El periodista Gonzalo Vázquez me dijo una cosa preciosa: ‘Llamó la atención de los ojeadores americanos, que es casi mayor mérito que jugar en la NBA’. Apenas había ojos para la gente de fuera y él consiguió llamar su atención», explica Balmaseda. Getty Images
De Pau Gasol al homenaje de Rudy
Tuvieron que pasar quince años para que otro español lograra jugar en la NBA. Fue Pau Gasol, que con el paso del tiempo logró hacerse con dos anillos y se convirtió en una de las figuras de la liga. Martín fue el primero de los diecisiete españoles que han podido competir en la mejor liga de baloncesto del mundo. En 2009, Rudy Fernández quiso homenajear al pionero portando una camiseta suya en el concurso de mates de los «All Star».
Fuente de la noticia ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *