Dos desaparecidos, un fuego sin sofocar y emanaciones tóxicas, nueve días después del derrumbe de Zaldivar

Nueve días después del derrumbe del vertedero de Zaldivar (Vizcaya) sobre la AP-8, la situación sigue sin estar controlada. A los dos trabajadores desaparecidos entre las toneladas de escombros, cuyas tareas de rescate se paralizan y reanundan en función de las circunstancias y el incendio del basurero que sigue sin ser sofocado se suma ahora la presencia de contaminantes en el aire. Se trata dioxinas y furanos derivados del fuego, lo que ha aumentado la preocupación de los vecinos. Ayer el de consejero de Salud del Gobierno Vasco recomendó no ventilar las viviendas, cerrar las ventas de noche y no hacer deporte al aire libre en las zonas de Zaldibar, Eibar y Ermua. Estas nuevas recomendaciones, que se suman a las de no consumir productos de la huerta ni beber agua de pozos, deja en el aire el partido de la Liga de Fútbol que se disputará mañana a las cuatro de la tarde entre el Eibar y la Real Sociedad. Valores 40 veces más de los normales Los análisis realizados el pasado día 9 detectaron en el aire 700 centogramos de dioxinas y furanos por metro cúbico, unas cuarenta veces más de los valores normales en una zona urbana. Aunque no suponen un riesgo para la salud, salvo en exposiciones prolongadas en las que podrían provocar cáncer, es mejor prevenir y ser garantista no exponiéndose a los tóxicos. Estas partículas tóxicas, que se producen en la combustión de plásticos y de cloro, pueden generar cáncer a largo plazo si hay una gran acumulación en el cuerpo, informa Efe. Las muestras se recogieron el lunes cuando el incendio era más intenso y se tomaron en un punto cercano al fuego. No obstante, los resultados no se han conocido hasta la tarde del viernes por tratarse de unos análisis complejos que se realizan en muy pocos laboratorios especializados.
Los familiares de Alberto y Joaquín están indignados porque consideran que ni el Gobierno vasco ni el operativo de búsqueda están haciendo lo suficienteUn juez ha abierto diligencias contra la empresa por un presunto delito ambiental y laboral Entretanto, el lunes pasado se interrumpieron las labores de búsqueda de los dos trabajadores sepultados, Alberto Sololuze, de 62 años, y Joaquín Beltrán, de 51. Sus familiares están angustiados e indignados y no confían en que el rescate se produzca ni siquiera a medio plazo. Esta vez ha sido por la «inestabilidad» del terreno y «los riesgos de nuevos corrimientos». Y ya es la tercera. En otra ocasión fue por la presencia de amianto. Se reanudaron días después de forma manual, pero se detuvieron por las lluvias del pasado sábado. Comenzaron a emplear excavadoras. Los parientes de los desaparecidos consideran que el Gobierno vasco y el operativo de búsqueda no está haciendo lo suficiente. En el derrumbe de tierra y residuos industriales cayeron más de medio millón de metros cúbicos. La empresa propietaria del vertedero, Verter Recycling 2000 SL., presentó irregularidades en la última inspección realizada en julio de 2019. Mientras, el juez instructor ha abierto diligencias previas contra la empresa por un presunto delito ambiental y laboral. Así lo anunció el gobierno vasco. Probablemente se personará en la causa porque «tiene muchas alegaciones que presentar y porque va a exigir responsabilidades». Por último, el departamento de Medio Ambiente ha ordenado a la propiedad que remita el próximo día 18 avance de un plan de actuación para afrontar esste suceso, además de diversa documentación, ente ellas el seguro y el plan de vigilancia.
Fuente de la noticia ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *