Djokovic rompe la raqueta y vence a Kohlschreiber

Mediado el segundo set, Novak Djokovic estalló: falló una volea fácil para él, cómoda; la mandó fuera y concedió el «break» a Kohlschreiber. La reacción fue inmediata: cara de furia, y golpe con la raqueta contra el suelo. Una, dos, tres veces, hasta que la rompió y se quedó tranquilo… O no tanto. Recuperó la ruptura el serbio, pero volvió a conceder otra después… Así hasta que Kohlschreiber ganó ese segundo parcial casi sin querer, porque su tenis también era una montaña rusa.

El 6-3 y 4-6 dejaba un parcial definitivo con muchas incógnitas. Sacar era una tortura para ambos jugadores (16 bolas de «break» tuvo el alemán, ganó cuatro; 10 el serbio, conquistó cinco), y Nole terminó siendo el que menos se equivocó para el 6-3, 4-6 y 6-4. Debe ir a más el número uno del mundo, que después de conquistar el Abierto de Australia de forma brillante, se ha despistado en exceso: en Indian Wells cayó antes de tiempo ante Kohlschreiber, en Miami ante Roberto Bautista. Y ésa era pista dura, su territorio. Ahora estamos en terreno de Rafa Nadal, la tierra. Djokovic es el tenista que más veces ha podido con el español en esta superficie, aunque jugando así no tiene mucho futuro. Pero es Djokovic…

Fuente de la noticia La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *