Dépor, caída libre hacia el abismo

El Deportivo no reacciona y las luces de alarma se han encendido definitivamente en Riazor, donde la afición no sale del asombro. La llegada de Luis César al banquillo tras el despido de Anquela no ha servido para reactivar a un conjunto que, 168 días después de jugarse el ascenso a Primera división frente al Real Mallorca, no levanta cabeza y continúa en caída libre hacia el pozo de la Segunda división B. La derrota de ayer ante el Real Zaragoza (1-3) dejó a los coruñeses a ocho puntos de la permanencia y dibujó un preocupante horizonte para un club que por primera vez encadenó 18 encuentros consecutivos sin celebrar una victoria. Desde el triunfo en la jornada inaugural ante el Real Oviedo (3-2), los gallegos no han vuelto a dar una alegría a una hinchada que mira el futuro con preocupación y que este domingo respondió con sarcasmo a la peor racha histórica de los suyos. El dato es tan demoledor como inquietante para el deportivismo. Desde que Luis César tomó el mando del vestuario y debutará en la jornada 11, el equipo blanquiazul no ha figurado nunca por delante en el marcador. Ayer, ante el Real Zaragoza, se repitió la historia y el técnico de Villagarcía de Arosa acabó entrando en la historia negra del club como el primero en debutar con nueve partidos sin victorias. Su cosecha es realmente pobre: cinco derrotas y cuatro empates. Cuatro puntos de 27 disputados dejan al técnico en el alambre. «Estamos en una situación crítica, hay que reaccionar ya», manifestó tras la decepción ante los aragoneses. Lo más preocupante es que incluso la afición, que en los últimos minutos del duelo ante el Real Zaragoza mostró su enfado con sarcasmo, parece haber empezado a tirar la toalla. Después de pedir la dimisión de la directiva y del máximo responsable deportivo, Carmelo del Pozo, los hinchas jalearon con olés las últimas acciones de sus jugadores. El italiano Longo, delantero fichado en verano que aún no ha marcado, se convirtió en centro de la burla cuando los seguidores entonaron cánticos de «Longo, selección». Un ambiente que complica más el futuro.
Fuente de la noticia ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *