Dani Rovira revela que tiene cáncer: «No tengo miedo; estoy tranquilo»

Dani Rovira (39 años) tiene cáncer. El actor y cómico malagueño hizo pública ayer la noticia a través de sus redes sociales, en las que informó de que padece un linfoma de Hodgkin que le fue detectado la pasada semana, tras varios meses en los que ha ido «arrastrando cierto cansancio y malestar». Rovira, que se sometió ayer a su primera sesión de quimioterapia, reconoció no tener miedo y estar tranquilo para afrontar la larga lucha que le queda por delante contra el «bicho». En este sentido, aseguró que los médicos son optimistas y que la enfermedad tiene buen pronóstico, aunque es consciente de los riesgos a los que se enfrenta dada la complicada situación que vive el país a consecuencia del coronavirus. «Pasaré a formar parte de esa población de alto riesgo cuando las defensas y el sistema inmunitario empiecen a fallarme en unos días, así que tendré que cuidarme, cuidar y dejarme cuidar un poco más», señaló en una publicación que iba acompañada de una fotografía de su brazo durante la primera sesión a la que se ha sometido. El linfoma afecta al sistema inmunitario. Se trata de un tipo de cáncer causado por la proliferación de linfocitos y del que existen varios subtipos, que se encuadran en los linfomas de Hodgkin -el caso del actor- y los linfomas no Hodgkin. La sintomatología que viene ligada a este cáncer hematológico suele pasar desapercibida, lo que a menudo afecta psicológicamente a los pacientes. Su cáncer no se ve a simple vista y aunque parece que están bien, ellos no lo viven así. En España se detectan al año alrededor de 1.000 nuevos casos de esta enfermedad, según la Asociación Española de Afectados por Linfoma, Mieloma y Leucemia (AEAL). Hasta no hace mucho, el linfoma de Hodgkin en estadio inicial y con buen pronóstico se trataba con radioterapia externa, sin quimioterapia. Pero, según la Asociación, la alta incidencia de recaídas -cerca del 30%- y de efectos secundarios tardíos por la radioterapia ha hecho que actualmente en el tratamiento estándar se combinen ambas. Quimioterapia
El propio Rovira ha confirmado en la publicación en su perfil de Instagram, que se está sometiendo a quimioterapia, y que durante estos días se encuentra en casa acompañado por sus perros y su «compañera de vida», la actriz Clara Lago (30), con la que ha retomado su relación. «Estaremos peleando y protegiéndonos en casa», explicaba en el comunicado. Su diagnóstico ha coincidido con la situación de excepcionalidad que vive el país, donde el estado de alarma le obliga, como al resto de españoles, a permanecer aislado. Pese a ello, subrayó que cuenta con el cariño «telemático» de su familia y amigos y envió un mensaje tranquilizador, asegurando que está en manos de unos médicos «maravillosos» en los que confía ciegamente. Para las próximas semanas lanzó un mensaje de ánimo y apeló al humor para capear el temporal de la mejor forma posible. «Os pido que sigáis como hasta ahora. Cuidándoos los unos de los otros. Sumando solidaridad, humor, humanidad… Por mi parte, seguiremos arrimando el hombro desde casa. El humor y el amor es nuestra mejor receta. Todo esto pasará», rezaba el texto. En su mensaje quiso recordar de manera especial a su paisano Pablo Ráez, fallecido en febrero de 2017 a consecuencia de una leucemia: «Como dijo en su día mi héroe favorito: Siempre Fuerte». El caso del joven marbellí recorrió toda España como un ejemplo de superación. Su actividad en redes sociales logró aumentar en un 1.300% las donaciones de médula ósea en Málaga. Rovira fue uno de los primeros rostros conocidos que pidieron apoyo a su causa, compartiendo mensajes de ánimo y visitándole en el hospital.
Fuente de la noticia ABC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *