Craviotto: «Le dije al Comisario de Gijón que si necesitan hombres cuente conmigo»

El piragüista Saúl Craviotto, ganador de cuatro medallas olímpicas y destinado a ser el abanderado español en Tokio 2020, aseguró tras el anuncio del Comité Olímpico Internacional (COI) de posponer los Juegos Olímpicos de Tokio al verano del año 2021, que «es la decisión más correcta, la más sensata», en un momento en el que hay que centrarse en superar la pandemia por el coronavirus. «Por fin nos han comunicado oficialmente que se aplazan los Juegos Olímpicos para el verano de 2021 y creo que es la decisión más correcta, la más sensata, dada la situación que tenemos a nivel mundial», aseguró en sus redes sociales. La decisión del COI no sorprendió a Craviotto, que confiesa que se olía «que iba a pasar esto» porque veía «muy precipitado que fueran los Juegos Olímpicps en la fecha incluso atrasarlos a final de año». «Es lo más correcto. Tenemos que centrarnos toda la humanidad a nivel mundial en sobreponernos a este virus. Seguro vamos a poder con él. Como deportista tenemos que resetear, cambiar el chip, borrar la fecha que teníamos en la cabeza y centrarnos en agosto del año que viene», manifestó. De hecho, convencido de que la fecha de los Juegos iba a cambiar, la pasada semana el piragüista escribió al comisario jefe de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Gijón, Dámaso Colunga: «Le comenté la situación, que los Juegos Olímpicos peligraban, y que si necesitan hombres, gente, que cuente conmigo, que me pegue un toque, anulo la liberación de servicio y me pongo al servicio de la Policía para lo que haga falta», reveló el atleta en ‘Radio Marca’. «Tenemos que arrimar todos el hombro. Al no haber Juegos Olímpicos este verano, estaría encantado de ayudar en la calle», explicó el campeón olímpico. Es un golpe duro
Craviotto mantiene la ilusión de poder ser abanderado de España: «Lo afronto con una motivación extra, aunque ahora mismo es un golpe duro. Llevo muchos años preparándome para esta prueba y de un día para otro que te quiten el sueño olímpico es un duro, pero ahora mismo eso está en un segundo plano y lo importante son las personas», valoró. «Estoy extra motivado, más que nunca, pudiendo ser abanderado en Tokio. Cobra mucho más sentido del que ya tenía para mí, que era mi sueño, la cima a la que podía aspirar. Va a ser el año más duro de mi carrera deportiva, me voy a dejar el alma para aportar mi granito de arena e intentar dar una alegría a mi país. Voy a dejarme la piel para intentar traer una medalla para España. Estoy convencido de que saldremos de esta», sentenció.
Fuente de la noticia ABC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *