Cinco accesorios clave para la Reina de Inglaterra

La monarca británica, que sabe muy bien lo que quiere en cuanto a atuendos se refiere, se creó hace tiempo una sólida imagen de marca, algo imprescindible para la institución a la que representa. Para ello, ha contado con la ayuda de las mejores marcas británicas, que no duda en apoyar públicamente con sus «Royal Warrants», esos sellos oficiales que Buckingham Palace otorga a los proveedores Reales de calidad. Los zapatos
De un desfile a una visita oficial, la Reina Isabel II de Inglaterra lleva los zapatos de Annello & Davide a todas partes. Cuestan unos 1.500 euros el par, están hechos a mano en el barrio de Kensington y son muy cómodos. Cuando son nuevos, una empleada de Buckingham se ocupa de usarlos durante unos días. Y cuando se estropean, se llevan a Anello & Davide para cambiar las suelas y las tapas del tacón. Isabel II tiene decenas de pares idénticos, unos en satén, otros en cuero y otros en charol, cada uno con un tipo de fornitura metálica, pero los tacones son gruesos y casi siempre de 3 centímetros. El bolso
Isabel de Inglaterra lleva los mismos modelos de bolso desde hace más de 70 años. Se trata de impecables y discretos modelos de la marca Launer. Se supone que posee más de 200 bolsos de Launer, dos de los cuales son sus favoritos: el modelo «Royale», en cuero negro; y el modelo «Traviata», en charol. Fue la Reina Madre, Isabel Bowes-Lyon, la que comenzó a encargar su accesorio clave a Rayne, su marca de zapatos. Rayne los encargaba en Launer, que con el tiempo se convirtió en proveedor oficial de Su Majestad. Desde entonces, la Reina les pide unos 5 modelos cada año, aunque también manda a reparar los que se van estropeando con el uso. Isabel II ha llegado a aparecer en algunos retratos oficiales con uno de sus Launer. Los sombreros
La Reina de Inglaterra ha llevado unos 5.000 sombreros a lo largo de estos 66 años de reinado. La mayoría de los que luce últimamente son de un mismo estilo, con ala de medio tamaño y copa ligeramente curvada. Cada uno se elabora en el color de su atuendo y se le aplica alguna flor artificial como adorno. Lock Hatters, que colaboró a la hora de realizar su corona (que lució el 2 de junio de 1953), es su proveedor habitual. Los guantes
Uno de los distintivos de Isabel II es que no suele dejar atrás sus guantes en público y que se puede permitir llevarlos incluso en un interior y al saludar dando la mano. Cornelia James es la marca que la monarca lleva utilizando desde su luna de miel en 1947. La hija de Cornelia, Genevieve James, es la actual directora creativa y propietaria de la marca. Cada par cuesta unos 150 euros. Como con los demás accesorios, la Reina de Inglaterra escoge reparar sus guantes en la medida de lo posible. El perfume
Como decía Coco Chanel, una mujer sin perfume no va vestida. Y al igual que otros miembros de la Familia Real britanica, Isabel II utiliza perfumes de la casa Floris. Para su boda con Felipe de Edimburgo, escogió el aroma «White Rose», aunque se dice que uno de sus favoritos es el de clavel. Otras veces se ha decantado por algunos clásicos de Guerlain.
Fuente de la noticia ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *