Bermúdez de Castro y Fernández Vasco no pierden de vista los cuartos de final

De nuevo gran segunda jornada de las Star Sailing Series Final con vientos del noroeste de 20 nudos que hicieron que fuera una navegación dura en aguas de la bahía de Montegu de Nassau, donde se disputaron tres mangas en las que Diego Negri y el alemán Frihjof Kleen se colocaron en cabeza de la tabla con total autoridad. La tripulación española formada por Roberto Bermúdez de Castro y Miguel Fernández Vasco (Puerto de Vigo-Xacobeo 2021) ocupa la décimo tercera posición y no pierde de vista los cuartos de final al que pasarán los diez mejores. La tripulación gallega hizo un 17-6-20, en la última manga del día tuvieron problemas con el palo. Por segundo día, el equipo destacado fue el dúo italiano-alemán de Diego Negri y el ganador de las SSL 2017, Frithjof Kleen, que se marcaron un 1-2-4 y que les ha permitido sacar una ventaja de nueve puntos después de cinco pruebas donde ya se ha aplicado un descarte. Después de ganar la primera manga, Kleen resumió lo que había pasado: “Jugamos con el lado derecho en contra del viento, luego tuvimos una gran ventaja y solo tuvimos que recoger beneficios”. Y añadió que: “Tenemos una velocidad increíble. A sotavento a veces estamos luchando, y con los barcos que vienen desde atrás con la presión es difícil de defender. Estamos trabajando duro y tenemos buen ritmo. Estamos navegando constantes y no demasiado agresivos”. Durante la segunda prueba del día, el viento cayó a alrededor de 10-12 nudos y la pareja anglo-sueca, formada por dos leyendas de la clase Star, Iain Percy y Anders Ekström, jugaron bien la partida para empezar liderando la prueba. Pero Negri-Kleen les siguieron de cerca los paso. A pesar de la técnica superior con viento a favor de Negri-Kleen, Percy-Ekström, serían los que se llevarían la manga. Para Percy-Ekström, la victoria llegaba tras una mala primera manga en la que fueron décimo octavos. Percy explicaba que: “¡El viento era muy fuerte y, para ser sincero, mis músculos no estaban a la altura! Así que tuvimos que luchar fuerte para llevarnos el triunfo después que en la primera nos estrellamos y Anders se fuera al agua. Había que recuperarse y así lo hicimos”. La leyenda de la vela, Paul Cayard, es el competidor más veterano pero no por ello menos apto y con una gran resistencia. El americano junto con su compañero en Atenas 2004 , Phil Trinter, acabarían ganando la tercera prueba. Quién tuvo retuvo y el dúo estadounidense ganó la delantera al entrar en la puerta de sotavento y luego elegir el lado derecho del campo de regatas. Sin embargo, Cayard sostuvo que el trabajo duro se hizo en la primera parte: “Estaba muy difícil y decidimos apostar fuerte por la derecha, el viento siguió estuvo de nuestro lado y pudimos para regresar y cruzar toda la flota. Eso nos preparó para dar la vuelta a la boya en segundo lugar”. Un 4-14-1 con el descarte coloca a Cayard-Trinter en la tercera posición general, a dos puntos de Mateusz Kusznierewicz y Bruno Prada. Además de Negri-Kleen, los actuales campeones mundiales polaco-brasileños, fueron los únicos que obtuvieron resultados con cifras espectaculares, registrando un 3-9-2. Navegaron entre los primeros durante toda la jornada. “Hoy no se trataba de la configuración, se trataba más de la técnica de navegar el barco”, dijo Kusznierewicz. “Pero también tenemos un barco ganador que está muy bien equilibrado y con velas nuevas”. Entre los regatistas debutantes en Star, el ganador de la Silver Cup finlandesa Oskari Muhonen, navegando con el Vitalii Kushnir de Ucrania, anotaron un 5-5 en las últimas dos pruebas de hoy y ocupan el sexto lugar en general. Sin embargo, los jóvenes, Scot Lorenzo Chiavarini y el alemán Kilian Weise, fueron terceros en la última prueba de hoy. De eso Chiavarini explicaba que: “Luchamos por salir con viento limpio, lo que nos permitió llevarnos a un buen puesto, luego, a sotavento, comenzamos a ganar metros al grupo que estaba al frente”. Esto hizo que se apuntaran un DNF después de que romper dos veces su estay con lo que tuvieron que regresar dos veces al Nassau Yacht Club para realizar una reparación. Chiavarini dijo: “El equipo de tierra fue excepcional y nos ayudó a llegar a la próxima manga en dos ocasiones. En ambas ocasiones, nos llevó 10 minutos volver a salir. Fue genial recuperarse, demostró que estábamos tranquilos e hicimos todo lo posible ”. Para este jueves están programadas otras tres pruebas a partir las 1100 hora local, donde se espera que el viento sea más ligero, con lo que puede dar nuevas alternativas a vencedores de los parciales y donde podrían tener sus opciones Chuny Bermúdez de Castro y Miguel Fernández Vasco, que ya demostraron en la jornada inaugural con un tercer puesto que pueden plantar cara a cualquiera.
Fuente de la noticia ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *